TRAVESIA VIKINGA DEL SIGLO XXI: DEL VIEJO AL NUEVO CONTINENTE

Redescubrir la ruta por la que los vikingos llegaron al continente americano 500 años antes que Cristóbal Colón, es la idea de nuestro crucero bautizado por Holland América como “ travesía  vikinga”.

Desde Rotterdam a Boston, nuestro barco visitará los lugares  a los que llegaron los intrépidos navegantes de los pueblos nórdicos que consiguieron aventurarse más allá de Islandia y Groenlandia  hasta  la región de Canadá en la que encontraron viñas, hierro y madera en estas extensas tierras del continente americano.

1.jpg

También se toparon con nativos nada amistosos

3.jpg

bien distintos a los que ahora nos reciben con  alegría y festejos en sus puertos.

4.jpg

Reviviremos estas aventuras al tiempo que descubriremos interesantes destinos en NoruegaEscocia, Islandia, Groenlandia, Canadá y terminaremos en Boston (Massachusetts, EE.UU).

Disfrutaremos de nuestra travesía vikinga, pero ¿Cómo fue la historia de las primitivas travesías vikingas ?

Más de 400 años después del nacimiento de Cristo, el mundo europeo seguía centrado en torno al Mediterráneo. Hacia el oeste, el horizonte se limitaba por el gran océano, que se extendía hacia lo desconocido. Se creía que el mundo era plano, y si se navegaba demasiado lejos, se caería por el borde del mundo, además los navegantes se guiaban por estrellas y con escasos instrumentos de navegación poco se podían aventurar más allá de lo conocido.

Fueron monjes irlandeses y vikingos los primeros que se aventuraron al desafío del océano Atlántico. Los primeros para convertir al cristianismo a cuanto pagano encontrasen y los segundos en busca  de ricas tierras, tesoros y botines.

Hacia el siglo VIII es cuando empiezan a aparecer en el escenario europeo los vikingos: los hombres del norte,hábiles navegantes y sanguinarios guerreros, procedentes  de los actuales países escandinavos de Noruega, Suecia y Dinamarca.

5.jpg

Sus inóspitas tierras, con la crudeza de su clima,  les lanzó a las  incursiones y saqueo por Europa, anhelando traspasar las fronteras de lo conocido para adentrarse audaz y temerariamente por tierra y principalmente por mar, durante siglos,  aterrorizando a los pueblos que invadían, saqueando oro, ganado y esclavos ( Época Vikinga 800-1050) . El temor a la muerte era cosa desconocida para estos despiadados guerreros, lo que les hacía invencibles; la muerte en batalla suponía el fin más glorioso de la vida terrenal, Odín, el dios máximo de su panteón, admiraba, sobre todas las cosas, el valor de la lucha, y recogía con sus diosas-guerreras, las valkirias, a los caídos para transportarlos al palacio-paraíso de los guerreros: el Walhalla.

Una forma de preservar la leyenda, la historia y la tradición  fueron los relatos contenidos en las llamadas SAGAS, que recogen hechos  sucedidos dos siglos antes y que hasta entonces eran transmitidos oralmente. Así se recogen los viajes, descubrimientos y asentamientos vikingos que no teniendo limites en su afán de conquista, viajaron mucho más allá de Europa, en el 795 llegan a Irlanda, a las islas Feroe, Hébridas y siguen expandiéndose hacia Islandia y Groenlandia, e incluso algunos a la costa de Canadá y Nueva Inglaterra ( como haremos nosotros).

Según cuentan las Sagas, Ingólfur Arnarson (849-910) caudillo vikingo de Sogn ( Noruega) es ​considerado el primer colono nórdico de Islandia, a donde llegó con su esposa, Hallveig Fróðadóttr y su hermanastro Hjörleifr Hróömarsson, después de verse involucrado en una  disputa de sangre y ser expulsado  de Noruega.

6.jpg

Ingólfur había oído hablar de una nueva isla que Garðar SvavarssonHrafna-Flóki Vilgerðarson y otros, habían encontrado en el Océano Atlántico y decidió ir en su busca. Cuando la tierra estaba a la vista, arrojó por la borda los pilares de su trono  y prometió establecerse donde los dioses decidieron llevarlos a tierra, dos de sus esclavos buscaron las costas durante tres años antes de encontrar los pilares en la pequeña bahía que finalmente se convirtió en Reykjavík, la actual capital de Islandia. Mientras tanto, Hjörleifr había sido asesinado por sus esclavos. Ingólfr los persiguió y los mató en Vestmannaeyjar (Islas Westman). Su hijo, TorsteinÞorsteinn Ingólfsson), fue también un personaje relevante, se considera fundador del primer parlamento de Islandia, precursor del Althingi (parlamento nacional de Islandia, fundado en 930 en la región de Þingvellir​ (Thingvellir ) a 45 kilómetros de la que luego sería la capital de la república, Reykjavík). El Alþingi se reunía anualmente, cuando el lögsögumaður («hablante de leyes») recitaba la ley a todos los congregados y resolvía las disputas, los criminales también eran castigados en estas asambleas, en la actualidad se puede visitar el Drekkingarhylur(«piscina de ahogamientos») en el cauce del río Öxará, que atraviesa el parque. Cuando lleguemos a Islandia tendremos la oportunidad de conocer todo esto.

7.jpg

Aunque monjes y ermitaños irlandeses habían llegado a Islandia antes que los nórdicos , son estos los considerados primeros colonos permanentes de Islandia y fundadores, según la tradición de  Reikiavik en 874 ya que los irlandeses tuvieron que huir con la llegada de los terribles vikingos paganos.

Los vikingos que llegaron primero a Islandia, continuaron hacia América por Groenlandia en 982.

Se describe  por primera  vez la llegada de los vikingos a América del Norte en las” sagas de Vinlandia”: la “Saga de los groenlandeses” escrita en 1200, y la “Saga de Erik el Rojo”, escrita en 1260. Estos dos textos medievales del  siglo XIII, se consideran  la primera fuente escrita europea en la que se  hace referencia a cuatro regiones a las que los vikingos ponen nombre: «Groenland» (Tierra Verde), «Helluland» (Tierra de Arroyos), «Markland» (Tierra de Bosques) y «Vinland» (Tierra de Viñedos)

Según  las SAGAS,  Erik Thorvaldson, llamado El Rojo, fue desterrado de Islandia en 982 por el asesinato de dos hombres. Erik el Rojo navegó entonces hacia el oeste y llegó a un territorio que, para atraer a sus compatriotas, bautizó como Groenlandia (Grønland en danés, tierra verde) además, por aquella época, eran tierras de temperaturas superiores a las actuales y  mejores condiciones que las que dejaban atrás. El  hijo de Erik el Rojo Leif Erikson,  se perdió cuando navegaba hacia el oeste, llegando a un lugar que llamó Vinlandia (tierra del vino, por su abundancia de viñedos), y estableció un asentamiento hacia 1022. Vinland seria la América del Norte  explorada por los vikingos,  probablemente incluía Terranova, el Golfo de San Lorenzo  hasta el noreste de New  Brunswick.

8.jpg

Las investigaciones respaldadas por la arqueología y el estudio de los asentamientos encontrados ratifican la historia recogida en los antiguos escritos y el mérito de descubrir América como nueva mundo se otorga a estos intrépidos navegantes del norte 500 años antes de la llegada de Colon en 1492, creyendo que había descubierto una nueva ruta para acceder a las Indias.

9.jpg

Aunque  el peso de Colón en la historia es infinitamente superior,  ya que su ruta fue el puente permanente hacia Europa. Este es el punto que distingue una llegada de la otra, los asentamientos de los vikingos  por diferentes causas no fructificaron  y con Colon se puso en marcha la colonización definitiva y permanente del nuevo continente.

10.jpg

Nosotros ni conquistaremos ni colonizaremos, pero disfrutaremos al máximo en nuestra “Fascinante TRAVESÍA VIKINGA hacia el Nuevo Continente”.

Seremos LOS NUEVOS “VIKINGOS” DEL SIGLO XXI ……….por unos días 

12.jpg

 11.jpg

14.jpg

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s