PRIMERA VISITA A PARIS

Después de disfrutar de Disneyland París no podemos irnos sin una visita a la capital francesa, así que reservamos una excursión organizada de día completo que incluirá  ruta panorámica  en  autocar por los lugares más emblemáticos, subida a la torre Eiffel y  paseo por el Sena  en una de las grandes barcazas  que recorren el  río.

El tour incluye  audioguía en español, tanto en el autocar como en el crucero por el Sena que nos dará interesante información.

El tour empieza y termina en el Hotel New York en Disneyland, aquí nos recogerá el autocar panorámico y nos dejará al final de la excursión.   

De camino al hotel  New York  damos un paseo para ver como Dysneyland se prepara  para Hallowen, aunque ¡aún falta un mes!

Si Disneyland es impresionante en cualquier época del año, cuando coincide con alguna celebración especial como  Navidad o Hallowen  aún  lo es más.

Llegamos al hotel  New York  con tiempo suficiente para curiosear un poco antes de poner rumbo a París.

El Disney’s Hotel New York, pretende recrear un pedacito del icónico barrio de Manhattan, el distrito más famoso y visitado de Nueva York.

En el hall del hotel hay una exposición de los numerosos personajes que han salido de la factoría Disney.

Y alguno de esos personajes cobran vida para sorprender a los visitantes. Nuestro cuaderno de autógrafos siempre a mano:

El clásico Disney’s Hotel New York que nosotros conocimos en el 2007, fue renovado y transformado en The Art of Marvel convirtiéndose en el primer hotel temático de Marvel donde los huéspedes que se alojen allí pueden disfrutar de más de 300 piezas únicas inspiradas en los comics y películas Marvel. Su inauguración prevista para el verano de 2020 tuvo que posponerse por la pandemia del Covid-19 y por fin abrió sus puertas el 21 de junio de 2021, preparado para sumarse a las novedades que Disneyland París ofrecerá en 2022 para celebrar su 30 aniversario:

Llega el momento de poner rumbo al centro de París en el autocar panorámico que sale de Disney’s Hotel New York.

La primera parada es en el embarcadero de “Bateaux” por el rio Sena.

Hay varias empresas de cruceros y puntos de embarque a lo largo del rio. Nosotros embarcamos en Bateaux Parisiens cerca de Notre Dame.

¡¡¡ aprendemos muchas cosas !!!

El Pont Neuf (‘Puente Nuevo’) es, pese a su nombre, el más antiguo de los que cruzan el Sena a su paso por la ciudad. Su nombre se debe a que fue el primer puente de piedra que se construyó en París (los anteriores eran de madera). La construcción del puente se realizó bajo los reinados de Enrique III y de Enrique IV, entre 1587 y 1607. La obra se retrasó y los trabajos se suspendieron durante diez años, entre 1588 y 1598, por culpa de las guerras civiles. Como la mayoría de los puentes construidos en esa época, el Pont Neuf está compuesto de varios arcos cortos pero a diferencia de los demás incluía aceras  (las primeras de París) para proteger a los peatones del barro y de los caballos y  fue diseñado con «balcones» en forma de semicírculos sobre cada uno de los pilares, donde comerciantes y artesanos aprovechaban para vender sus mercancías y fue decorado con una estatua ecuestre en honor de Enrique IV. La estatua quedó destruida durante la Revolución francesa siendo sustituida posteriormente por una nueva estatua, inaugurada en 1817.

El Pont Neuf, a demás de ser el más antiguo, es también el más largo de la ciudad (232 metros). Fue clasificado como monumento histórico en 1889 y​ en 1999 incluido en los tesoros de la ribera del Sena considerados Patrimonio Mundial de la Humanidad  por la UNESCO.

Seguimos pasando  bajo  más puentes…

Son 37 puentes los que en la actualidad cruzan el Sena a lo largo de los 13 kilómetros de su recorrido por la ciudad uniendo el margen izquierdo y el margen derecho del río.

Pasamos frente al Museo de Orsay (Musée d’Orsay), impresionante pinacoteca dedicada a las artes plásticas del siglo XIX y, más concretamente al periodo 1848-1914. Ocupa el antiguo edificio de la estación ferroviaria de Orsay y actualmente alberga la mayor colección de obras impresionistas del mundo. 

Nos aproximamos al Pont de la Concorde, este puente neoclásico tiene cinco arcos con 153 m de largo por 34 m de ancho. Conecta la Plaza de la Concordia con el Palacio Borbón, sede de la Asamblea Nacional Francesa. Construido después de la Revolución Francesa, con las piedras de las ruinas de la cárcel de la Bastilla y se inauguró en 1791. 200 años más tarde fue declarado Monumento Histórico y actualmente también es Patrimonio de la Humanidad en el ámbito de «Riberas del Sena en París».

Desde aquí tenemos unas magníficas imágenes del Palacio Borbón, la torre Eiffel y el puente de la Concordia.

El Palacio Borbón (Palais Bourbon) sede de la Asamblea Nacional de Francia (cámara baja del parlamento de francés) fue construido originalmente en 1722 como una casa de campo rodeada de jardines, para Louise-Françoise de Bourbon, duquesa de Borbón, hija legitimada de Luis XIV. Durante la Revolución Francesa fue nacionalizado, y en 1806 bajo el poder de Napoleón Bonaparte se añadió la columnata clásica en su acceso por el Sena. El complejo del Palacio incluye actualmente el Hôtel de Lassay, en el lado oeste del Palais Bourbon, residencia oficial del Presidente de la Asamblea Nacional.

El puente de la Concordia está entre el Pont Alexandre III y la Passerelle Leopold Sedar Senghor.

Llegamos frente al puente Alejandro III, uno de los monumentos más icónicos de París inaugurado para la Exposición Universal de 1900, fue dedicado al zar Alejandro III de Rusia, ​para conmemorar la alianza militar franco-rusa existente en la época(1892- 1917).

Con una anchura de 40 metros y un único arco de 109 metros de longitud, este puente es uno de los mejores exponentes de la arquitectura francesa de finales del siglo XIX y un símbolo de la Belle Époque.

Varios escultores participaron en la ornamentación del puente y el diseño de sus estatuas monumentales, destacando los pilares de 17 metros de altura que sujetan llamativas figuras en bronce dorado que representan a Pegaso,  caballo mitológico de  los dioses y héroes griegos, además de escenas de distintas épocas históricas de Francia: «La Francia de Carlomagno», «La Francia Contemporánea», «La Francia de Luis XIV» y «La Francia Renacentista», también cuatro estatuas de leones complementan el conjunto.

Treinta y dos farolas Art Nouveau de bronce situadas en las barandillas delimitan el puente que conecta el barrio de los Inválidos (orilla izquierda) con el barrio de los Campos Elíseos (orilla derecha). Une la explanada de los Inválidos donde está el Museo del Ejército, con el complejo monumental integrado además de por el puente, por el Grand Palais des Champs-Elysées y el Petit Palais (Museo de Bellas Artes de la Ciudad de París) clasificado como Monumento Histórico en 1975.

Se acaba el crucero por el Sena y ahora tiempo libre para un pequeño recorrido por la ciudad a nuestro aire….

Empezamos nuestro paseo desde el Puente de Intercambio (Pont au Change) en el muelle del reloj (Quai de l’Horloge) que debe su nombre al reloj de la torre del Palais de la Cité.

La Conciergerie es la parte más antigua del Palais de la Cité, primera residencia real de la capital francesa, residencia principal de los reyes de Francia desde el siglo X al XIV y terrorífica prisión durante la Revolución.

La Conciergerie designaba en principio, la vivienda del conserje en el Palais de la Cité. El conserje tenía a su cargo las llaves del Palacio Real y el alumbrado a base de velas y cirios. Convertido en prisión del Estado en 1392, el conserje de la Conciergerie pasó a ser el guardián superior que vigilaba a los prisioneros. La prisión ocupaba la planta baja del edificio que bordea el muelle del Reloj y las dos torres.

La prisión de la Conciergerie era considerada la antecámara de la muerte para aquellos que eran encerrados allí. La reina Maria Antonieta esposa de Luis XVI, fue encarcelada aquí en 1793, hasta ser guillotinada el 16 de octubre de 1793, nueve meses después de la ejecución de su marido.

La Conciergerie conservó su función de cárcel durante todo el siglo XIX, hasta 1914. Clasificado como Monumento Histórico actualmente está abierto al público como museo.

El Palais de la Cité también  albergaba el Parlamento y el Palacio de Justicia.

Al lado vemos la Santa Capilla (Sainte-Chapelle), considerada una de las obras cumbre del periodo radiante  de la arquitectura gótica, coincidente en gran medida con el reinado de Luis IX, ​también conocido como San Luis de Francia (1226-1270).

La Sainte-Chapelle fue construida para albergar sagradas reliquias del martirio de Jesucristo como la corona de espinas, parte de la cruz, la esponja o el hierro de la lanza de Longinos (soldado romano, que atravesó el cuerpo de Jesús cuando estaba en la cruz) que habían sido adquiridas por el rey Luis IX de Francia a Balduino II, último emperador latino de Constantinopla.

Las reliquias fueron depositadas de forma provisional en la capilla de San Nicolás del Palacio Real, hasta que se construyera una capilla digna de las reliquias. La construcción de Sainte-Chapelle se inició probablemente en 1241 y fue consagrada en 1248.

Muy cerca está la catedral Notre-Dame, joya de la arquitectura gótica, situada en el centro histórico de París, en l’île de la Cité, construida entre 1163 y 1245 es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo dedicada a la Virgen María.

En Notre Dame se han celebrado importantes acontecimientos, entre los que destacan la coronación de Enrique VI de Inglaterra, la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Napoleón Bonaparte.

En sus ocho siglos de historia, la Catedral de Notre Dame ha sido reformada en varias ocasiones. Después de haber sido muy dañada durante la Revolución francesa, se restauró en el siglo XIX, destacando sus vidrieras y rosetones, su aguja y sus gárgolas además de sus dos características torres de 69 metros en su fachada principal.

En el 2013, Notre-Dame celebró su 850°aniversario y para esta efemérides se renovó su campanario con la colocación de ocho campanas y una nueva campana mayor.

Una de las actividades más demandadas por los turistas que visitaban París, era subir los 387 empinados escalones a pie para llegar a lo alto de las torres y gozar de magníficas vistas de la ciudad y contemplar el campanario en el que vivió el mítico Jorobado de Notre Dame y ver de cerca las múltiples gárgolas.

El 15 de abril de 2019 la catedral de Notre Dame, sufrió un gran incendio que destruyó su techo y su icónica aguja central. Nosotros aún pudimos verla en todo su esplendor en 2007.

El punto 0 para calcular las distancias de rutas de Francia está situado en la explanada de la catedral.

Nos da tiempo para acercarnos al Barrio Latino de París o “Quartier Latin”. Este barrio  debe su nombre a los estudiantes que aquí habitaban en la Edad Media, ya que hasta el siglo XVIII en la universidad se hablaba solamente en latín.

En el centro del Barrio Latino se encuentra la Plaza de Saint Michel, con una estatua de bronce del Arcángel San Miguel luchando contra un demonio. Desde esta plaza parten estrechas callejuelas llenas de restaurantes y cafés con agradables terrazas y precios bastante asequibles en comparación con el resto de París. Un buen momento para tomar algo antes de continuar nuestro recorrido.

Cerca están edificios emblemáticos de París como el Panteón, la Universidad de la Sorbona, o el teatro Odeón, además del Palacio y los Jardines de Luxemburgo.

De nuevo en el bus panorámico, hacemos un recorrido por la ciudad.

Los Inválidos (en francés Hôtel National des Invalides) es un complejo arquitectónico construido por voluntad del rey Luis XIV entre  1671 y 1674 para alojar a  los veteranos inválidos de guerra que quedaban sin hogar. En 1706 se completó la construcción de la iglesia, tras treinta años de obras. La gran iglesia comprendía dos iglesias separadas, aunque dotadas de continuidad arquitectónica: la iglesia Saint-Louis-des-Invalides, llamada «iglesia de los soldados»; y la iglesia del Domo (Église du Dôme), para la oración del monarca y la realeza cuyo exterior destacaba  con una  gran cúpula dorada de 100 metros de altura visible desde muchos puntos de la ciudad.

En 1840, los restos de Napoleón Bonaparte (Napoleón I) fueron trasladados desde La isla de Santa Helena a París por iniciativa de Luis Felipe I, último rey de los franceses, y depositados en Les Invalides. Algunos miembros de la familia de Napoleón como su hijo Napoleón II o su hermano José Bonaparte, numerosos oficiales militares que le sirvieron y otros héroes militares también se encuentran enterrados en Los Inválidos.

En el interior también se puede visitar Museo del Ejército. Precio entrada Adultos: 12€.  Los martes a partir de las 17:00 horas: 9€. Jóvenes entre 18 y 25 años pertenecientes a la UE: entrada gratuita.

Llegamos a la emblemática torre Eiffel situada en el Campo de Marte, gran jardín público abierto  de 780 metros de largo, con 220 metros de ancho.

Construida por el ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel y sus colaboradores para la Exposición Universal de 1889, la Torre Eiffel con sus 324 metros de altura se convirtió en el principal símbolo de París.

Con las entradas incluidas en el tour no tenemos que hacer cola.

La torre tiene tres niveles, el primero a 57 metros, el segundo a 115 metros y el tercero a 276 metros. La subida se puede hacer en ascensor o por las escaleras, 1.665 escalones permiten llegar hasta las dos primeras plantas de la torre.

La primera planta tiene las barandillas acristaladas y zonas de suelo transparente a 57 metros de la base .

En esta planta hay un restaurante y tiendas de souvenirs

Fantásticas vistas sobre los jardines del Campo de Marte con la Escuela Militar al fondo:

Desde las alturas se pueden distinguir algunos de los monumentos más importantes de París, como la cúpula dorada de los inválidos, el Sagrado Corazón (Sacre Coeur) en Montmatre. Además vemos los magníficos espacios que rodean a la torre como los Campos de Marte, el Trocadero y por supuesto el río Sena con sus típicos bateaux. Incluso vemos la torre de Mont Parnasse sobresaliendo sobre el resto de los edificios

Vemos en el cauce del río Sena, la isla artificial llamada «isla de los cisne» (Île aux Cygnes), y en su extremo oeste, próxima al tercer puente que la cruza, se encuentra una réplica exacta de la Estatua de la Libertad de Nueva York, aunque de menor tamaño. La americana fue un regalo de los franceses a Estados Unidos en 1884, en  cuyo diseño y construcción en acero participó Gustave Eiffel. La pequeña Estatua de la Libertad parisina también fue regalo,  esta vez  de los estadounidenses a la ciudad de París por su Exposición Universal en 1898 y fue colocada  orientada en dirección hacia su hermana mayor a más de 5.800 km de distancia.

Desde la tercera y última planta las vistas son a través de unos cristales con paneles informativos sobre los lugares que se puede vislumbrar.

Al bajar de la torre nos da tiempo a un paseo antes de volver al autocar para continuar la excursión panorámica.

En la plaza del Trocadero, frente a la torre Eiffel, donde estaba en antiguo Palacio del Trocadero se encuentra el Palacio de Chaillot (Palais de Chaillot) inaugurado para la exposición universal de 1937.

El Palacio de Chaillot  consta de dos pabellones de estilo neoclásico con dos alas curvilíneas de 195 m que bajan hacia el Sena. Están separados por una explanada que da a los jardines del Trocadéro. En una superficie de 55.000 m² el edificio aloja tres grandes museos –el Museo de la Marina, el Museo del Hombre y el Museo de la Arquitectura (Cité de l’architecture)— además del Teatro Nacional de Chaillot.

Los Jardines del Trocadero ocupan 93 930m² de espacios verdes. El centro del jardín destaca la fuente de Varsovia, con sus 20 cañones de agua ofrecen un esplendido espectáculo acuático durante las noches de verano con una iluminación especial. Algunas esculturas más destacables son los caballos dorados, cabeza de toro, «l’homme» de Traverse y la «Femme” de Bacqué.

Seguimos nuestro recorrido en el autocar panorámico:

Pasamos por el puente Alexandre III que ya vimos desde el «bateau» y que conecta el barrio de los Inválidos (orilla izquierda) con el barrio de los Campos Elíseos (orilla derecha). Vemos los edificios del  Grand Palais des Champs-Elysées y el Petit Palais (Museo de Bellas Artes).

Pasamos cerca del Panteón de París, ubicado en el Barrio Latino (V distrito de parís), uno de los primeros monumentos neoclásicos de Francia, construido entre 1764 y 1790. En su cripta se encuentran las tumbas de ilustres personajes como Voltaire, Rousseau, Victor Hugo, Marie Curie, Louis Braille, Jean Monnet o Alejandro Dumas (precio entrada: adultos: 9 €, jóvenes entre 18 y 25 años: 7 €, menores de 18 años entrada gratuita).

Seguimos recorriendo cómodamente París…..

Pasamos por el Ayuntamiento

Llegamos a la emblemática Plaza de la Concordia

Dominada por la  ‘Grande Roue’ , la noria gigante de Paris,  considerada la  noria  móvil más grande de Europa en su época, cuenta con 42 cabinas semicerradas y casi 70 metros de altura.

La noria se montó por primera vez en el año 2000 en el lateral de la plaza la Plaza de la Concordia, junto a la entrada a los Jardines de Tullerías, para celebrar el nuevo siglo entrante. Desde entonces se convirtió en un símbolo especial de las fiestas de Navidad, aunque durante todo el año atraía a tanto a parisinos como a turistas, hasta que fue clausurada en 2017 por el Ayuntamiento de Paris para recuperar completamente el carácter patrimonial de la plaza sin este tipo de elementos artificiales. 

La Plaza de la Concordia fue construida entre 1757 y 1779 para albergar una gran estatua ecuestre en honor Rey Luis XV. En 1792, durante la revolución francesa, la estatua fue derribada y en su lugar, se colocó una guillotina, donde serían ejecutadas más de mil personas en dos años, entre ellas Robespierre, María Antonieta y Luis XVI. Además, se le cambia el nombre a “Plaza de la Revolución”. Cuando termina el régimen terrorífico, en 1795, pasa a tener el nombre cómo se la conoce actualmente, es decir, Plaza de la Concordia, con el fin de borrar los hechos violentos que allí ocurrieron. Más tarde, en 1831, fue instalado en su centro un impresionante obelisco de 3200 años de antigüedad (obelisco de Luxor) procedente del templo de Luxor de la antigua Tebas (Egipto) donado por Mehmet Alí virrey de Egipto a Luis Felipe I de Orleans (último rey francés) en señal  de buena voluntad  entre ambos países.

La plaza fue adquiriendo el aspecto actual colocando bellas farolas, ocho estatuas que simbolizan las ciudades más importantes de Francia  y espectaculares fuentes.

Este lugar repleto de historia, linda con los edificios de la sede del Ministerio de la Marina y el Hotel de Crillon, de los más antiguos y a la vez lujosos del mundo. Desde aquí comienza la famosa Avenida de los Campos Elíseos (Les Champs Élysées) que termina en el imponente Arco del Triunfo.

El Arco del Triunfo (en Francés Arc de Triomphe de l’Étoile) se localiza en la Plaza Charles de Gaulle -ó place de l’Étoile-. Este espectacular monumento de 50 metros de alto y 45 metros de ancho fue construido por orden de Napoleón Bonaparte para conmemorar la batalla de Austerlitz. Diseñado por Jean Arnaud Raymond y Jean Chalgrin, las obras se extendieron entre 1806 y 1836, treinta años se tardó en terminarlo. En cada uno de sus cuatro pilares hay una estatua: Le Triomphe (El Triunfo)-de 1810-, La Résistance (La Resistencia)-de 1814-, La Paix (La Paz)-de 1815- y Départ des Volontaires ó “La Marseillaise” (Partida de los voluntarios o “La Marsellesa”)-de1972-. En las caras exteriores se han grabado los nombres de grandes revolucionarios y las victorias de Napoleón I. Cuenta con dos bóvedas, una grande de casi 30 metros de alto y 15 de ancho y una pequeña de unos 20 metros de altura por 8 de ancho. En la base del monumento se ubica “la tumba del soldado desconocido” que data de la Primera Mundial con una llama siempre encendida en su memoria.

Para poder acceder al monumento es preciso subir 286 escalones, vale la pena subir a la parte superior para disfrutar de  magníficas vistas sobre todo de los Campos Elíseos y del Barrio de la Defensa. También se puede visitar su museo. Si se compra la entrada online se evitan las frecuentes y largas colas (12 €). La entrada es gratuita el primer domingo de cada mes (de noviembre a marzo). También es gratuito para los menores de 26 años residentes en la UE. El horario de visita 10 a 23 horas (entre el 1° de abril hasta el 30 de septiembre) y de 10 a 22,30 horas (entre el 1° de octubre y el 31 de marzo).

Desde los Campos Elíseos volvemos a Disneyland París. Un día muy bien aprovechado antes de pasar la última noche en el hotel Cheyenne de Disneyland y regresar a casa después de unos fantásticos días para recordar siempre.

Nos despedimos de París pero volveremos….

5 comentarios sobre “PRIMERA VISITA A PARIS

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s