1.DISNEYLAND PARK: ADVENTURELAND Y FRONTIERLAND

Después de recorrer Discoveryland, la «tierra del futuro sideral», llegamos a la “tierra de la aventura” en Disneyland Park (ADVENTURELAND).

La “tierra de la aventura” combina los secretos del mar caribe, refugio de piratas con sus barcos y tesoros, con las junglas tropicales donde crecen frondosos árboles con sorprendentes casas en sus copas, refugio de náufragos ingeniosos, puentes colgantes sobre peligrosas lagunas y  misteriosos yacimientos arqueológicas. Sin olvidar el exotismo del lejano oriente donde nos podemos encontrar a los personajes de los cuentos de las “mil y una noches”. 

En primer lugar vamos  a   sentirnos un poco  Indiana Jones en una expedición arqueológica recorriendo el “Templo de Peril”. 

La atracción “Indiana Jones et le Temple du Péril”, es una montaña rusa que atraviesa las ruinas de un templo abandonado: “Templo de Peril”. Tiene un recorrido de 600 metros de longitud, incluyendo un bucle, que se recorren en tan solo 1 minuto y 30 segundos llegando a alcanzar una velocidad máxima de 75km/h.

Esta montaña rusa fue inaugurada el 30 de Julio de 1993, obra de Intamin, responsable también de la montaña rusa de Ferrari en el circuito de Formula 1 en Abu Dhabi. Durante el primer trimestre del año 2014 fue renovada profundamente. Fue la primera montaña rusa de Disney en el mundo que realizó un recorrido hacia atrás, aunque ya hoy en día hay varias que lo hacen.

El recorrido es rápido y fuerte, incluyendo un loop que te pone boca abajo por un momento, por lo que no es recomendable para niños menores de 8 años (solo pueden subir los niños que miden más de 1,40m), tampoco se aconseja a personas que sufran problemas de espalda, corazón, mareos, portadores de collarines o aparatos ortopédicos ni a mujeres embarazadas. Aunque para los fans de las montañas rusas, la pega es su corta duración especialmente si se ha hecho mucho tiempo de cola para acceder a ella. Dispone de Fastpass.

.

Seguimos descubriendo Adventureland  y llegamos  a «la Cabaña de los Robinson«.

«La Cabane des Robinson” está inspirada en la casa árbol de la película Los Robinsones de los Mares del Sur (The Swiss Family Robinson), producida por los Studios Walt Disney Pictures en 1960. Esta película fue adaptada de la novela Los Robinsones Suizos (1812) de Johann David Wyss (1743-1818).

La historia relata las aventuras de una familia de origen suizo, los Starck (rebautizados Robinson por Disney). Los padres y sus tres hijos (Fritz, Ernst y Francis) viajaban en el barco Havre, cuando una gran tormenta les hace naufragar, pero consiguen llegar a una isla tropical inhabitada. Adaptándose a la nueva situación, construyen una casa en lo alto de un árbol con los objetos recuperados del barco.

La casa de los Robinson en Disneyland Paris fue Inaugurada el 12 de abril 1992, situada en el centro de la laguna de Adventureland, en lo alto de una frondosa higuera de la India, un inmenso árbol de 30 metros de altura y 180 toneladas de peso (Disneyodendron) , supone una impresionante obra de  ingeniería que incluye cientos de detalles decorativos. Una serie de pasarelas y escaleras (176 escalones) nos conducirán a las distintas habitaciones donde todo está cuidadosamente decorado con muebles rescatados de los escombros del naufragio o hecho a partir de elementos naturales que se encuentran la isla. En lo más alto hay un mirador equipado con telescopios que ofrecen excelentes vistas de Adventureland y más allá.

Un ingenioso sistema permite subir el agua hacia todas las plantas gracias a la rueda situada a la entrada de la atracción. El agua del deposito sale formando un rio que rodea el árbol, formando una de las dos islas de Adventure Island.

Bajo el árbol de los Robinson, entrelazados con sus raíces se encuentra una red de cuevas que la familia utilizaba como lugar de almacenaje (Le Ventre de la Terre).

Seguimos  recorriendo Adventure Isle, una isla artificial con un paisaje espectacular atravesado por cuatro puentes colgantes, caminos y cuevas construida en el corazón de Adventureland.

Aunque realmente este fantástico territorio comprende dos islas separadas por un gran puente colgante de madera que las conecta.

«Le Pont Suspendu» es el puente colgante principal, se extiende a lo largo de 30 metros entre el punto más alto de la isla sur y el punto de observación en “Spyglass Hill”. Este puente hecho con trozos de madera, cuerdas y cadenas de hierro se balancea hacia arriba, abajo y de lado a lado a medida que lo cruzamos.

Cruzamos el puente dejando atrás la parte norte, donde vimos el Disneyodendron (el árbol de los Robinson), el almacén subterráneas (le Ventre de la Terre) y los restos del naufragio del barco sumergidos de los Robinson y llegamos a la parte sur donde está «la isla del tesoro” (L’ Ile au Trésor ) compuesta de rocas, montañas y grutas para explorar. Spyglass Hill es la cima de la isla y las profundidades subterráneas son un verdadero laberinto que esconde el codiciado tesoro.

En “la isla del tesoro” (L’ Ile au Trésor ) ondea la negra bandera pirata, Jolly Roger, marcando el lugar donde Jim Hawkins luchó con Long John Silver, protagonistas de la novela de aventuras del escritor escocés Robert Louis Stevenson publicada en 1883, desde entonces esta obra ha sido fuente de inspiración para  películas, cómics e incluso videojuegos.

Las profundidades de “la isla del tesoro” muestran una red de cavernas y la cueva donde vivió el pirata Ben Gunn. A las cavernas se puede acceder por seis entradas, llenas de esqueletos  tenebrosos  y con  suerte se puede llegar a la que esconde el tesoro.

Seguimos hacia Cannonball Cove, donde está anclado el galeón del Capitán Garfio (en inglés capitán Hook), enemigo de Peter Pan (obra del escritor escocés J.M.Barrie, 1904).

“The Captain Hook Pirate Ship”  está al lado de “Skull Rock” (la Roca de la calavera) y  de  la zona de juegos infantiles “ La Plage des Pirates”.

Podemos visitar el barco y entrar en la roca, incluso asomarnos por sus ojos y nariz. 

.

 Adventure Isle es el escondite preferido de los piratas del Caribe

Para vivir de cerca el mundo de los piratas, navegamos hasta sus escondites (la atracción cuenta con 40 embarcaciones, cada una con capacidad para 22 personas). La ambientación es perfecta desde que se entra en el área de espera para hacer cola hasta que toca el turno de embarcar, se ve el poblado pirata con el embarcadero donde los bucaneros y sus barcos esperan emprender nuevos asaltos. Una vez en el agua la embarcación se mueve despacio la mayor parte del trayecto por un recorrido totalmente interior y oscuro donde aparecen figuras y efectos especiales, pasando por los restos de un naufragio, la guarida de los piratas observando cómo viven cuando no están navegando y de repente entramos en una antigua fortaleza que es atacada en esos momentos. Los botes suben una colina y caen por cascadas rápidamente para huir de la batalla (tiene dos caídas bruscas donde la embarcación coge más velocidad).

Dentro de la atracción se encuentra el Blue Lagoon, un bonito restaurante a tener en cuenta para las comidas en Adventureland.

Seguimos hacia el pasaje encantado de Aladino que se encuentra en la entrada de Adventureland  (desde la plaza principal frente al castillo de la Bella Durmiente) para disfrutar de las escenas de la película de “las mil y una noches” donde se narra la historia de Aladin y Jasmine.

Entramos por una puerta que parece dar acceso a una tienda en un mercado, una vez dentro nos espera un pasaje adornado con piedras preciosas, cuadros en tres dimensiones, espectaculares decorados en miniatura tras vitrinas de cristal con efectos visuales y sonoros, todo acompañado de las canciones que nos cuentan la historia de Aladino y Yazmín.

Encontramos a  Aladin, Yazmín  y también  al genio de la lámpara por los alrededores de la atracción.

Aquí está el Agrabah Café, restaurante, tipo bufet, ambientado en el mundo de “ las mil y una noches”, un buen sitio para hacer un descanso y tomar algo (incluido en el Plan de Comidas “Pensión Standard”).

Después de recorrer esta pequeña muestra de  “las mil y una noches” (un paseo de poco más de quince minutos) cambiamos de zona, nos vamos a  Frontierland (La tierra de la frontera).

Frontierland, es la tierra del Oeste Americano, con sus construcciones y personajes característicos, vaqueros, indios, mineros que buscan fortuna  en las  minas de oro de  las rojizas montañas, barcos de vapor que surcan Mississippi…..

Frontierland de Disneyland Park es la aventura en el viejo Oeste, en concreto en el pequeño pueblo  minero de Thunder Mesa a los pies de “la montaña del trueno”, invadido por los mineros durante la fiebre del oro.

A las afueras del pueblo está “Fort Comstock”, este fuerte rinde homenaje a los legendarios héroes que lucharon por pacificar el salvaje Oeste Americano. Por fuera del fuerte hay una camino que lleva a un poblado indio con sus típicas tiendas cónicas.

La atracción Disney conocida como “Legends of the Wild West”  es la experiencia visual que descubre los rincones, escenas y personajes  de Far West, desde la fiebre del oro a Buffalo Bill. 

Vamos hacia Thunder Mesa Riverboat Landing. La fiebre del oro llegó a Thunder Mesay y cientos  de  buscadores de fortuna empezaron a llegar a la región  así que  se abrió un puerto fluvial para  facilitar los desplazamientos por los ríos de Far West y Frontierland. Con la riqueza del metal amarillo y con la creciente afluencia de gente también llegaron majestuosas embarcaciones bautizadas con los nombres de Mark Twain y Molly Brown que, recorren el río continuamente navegando alrededor de Big Thunder Mountain y Wilderness Island, mostrando un paisaje que es un tesoro aún mayor que todo el oro escondido en las montañas. Un crucero a bordo de uno de estos espectaculares barcos de vapor nos permitirá verlo todo. .

Una pena que el crucero por el rio dure escasamente15 minutos….

Cerca del embarcadero, en lo alto de una colina, está la  mansión del  rico más rico del pueblo, el señor Ravenswood dueño de la mina de oro.

La gran casa era el feliz hogar de la familia más poderosa del pueblo hasta que, según cuenta la leyenda, la joven y bella hija del magnate, Melanie Ravenswood, se enamoró de un minero y decidió casarse con él en contra de la voluntad de sus padres, una maldición cayó sobre la pareja. El día de la boda la gran montaña tembló y lanzó sus rocas sobre el jardín de la casa y toda la familia Ravenswood fue aniquilada salvo Melanie que quedó sumida en una gran depresión y desde entonces vaga en traje de novia por la casa en busca de su amado.

El antiguo hogar de los Ravenswood se conoce como Phantom Manor y desde la horrible tragedia muestra un aspecto tenebroso, al atravesar sus puertas, las luces parpadean, las habitaciones se estiran, los fantasmas aparecen y suceden muchas cosas extrañas  Por la noche  se puede  ver la sombra de la novia en algunas ventanas de la gran mansión.

La visita a la mansión se divide en dos partes, un  pequeño recorrido hasta  llegar a los vagones automáticos que nos mostraran el resto de la mansión llena de  fantasmas, espíritus, calaveras y muchos otros personajes terroríficos.

Muy cerca de Phantom Manor está la gran montaña:

El tren minero recorre las colinas ….

Convertido en una montaña rusa el tren atraviesa la mina abandonada. La mayoría del trayecto es al aire libre, permitiendo las vistas de las escarpadas montañas rojizas. También hay pequeños tramos cubiertos con una buena ambientación.

Otra curiosa atracción es Rustler Roundup Shootin’ Gallery, una caseta de tiro para disparar a distintos objetivos en forma de cactus, cajas, latas…. y demostrar las habilidades personales como pistolero (hay que pagar por los disparos).

Otra espacio imprescindible para los más pequeños es “Pocahontas Indian Village”, un parque infantil  en forma de poblado indio.

Un paseo por  Frontierland nos da la oportunidad de encontrarnos con simpáticos personajes (siempre hay que tener  a mano nuestra libreta de autógrafos).

Podemos acabar la visita a  Frontierland recorriendo, en el antiguo tren de vapor, este trozo del lejano oeste americanos desde la  estación Disneyland Railroad Frontierland Depot. Esta era la estación donde los mineros llegaban al pueblo  Thunder Mesa durante la fiebre del oro.

Pero antes de irnos de Frontierland cenamos en el restaurante Silver Spur Steakhouse  (incluido en nuestro programa de comidas “Pensión Plus”), en un ambiente que recuerda los locales de las películas del oeste.

Después de la cena es hora de volver al hotel, hemos completado el recorrido por Disneyland Park  pero aún nos queda por ver Walt Disney Studios y Disney Village.

Seguimos  recordando Disneyland Paris…. ¡ Todavía queda  mucho que contar !.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s