5.2. CIUDAD DEL VATICANO

Desde Civitavecchia, la antigua ciudad marítima de los Papas, nos vamos a la Ciudad del Vaticano, último vestigio de los antiguos Estados Pontificios (las tierras en el centro de Italia gobernadas directamente por el Papa desde el año 751 hasta 1870, en su máxima extensión, cubrieron las regiones italianas actuales de Lacio, Las Marcas, Umbría y Emilia-Romaña).


Después de la unificación de Italia en el siglo XIX, los Estados Papales se integraron formalmente en el Reino de Italia (en 1861 con el primer rey de Italia Victor Manuel II al frente), manteniendo el control político sobre un área alrededor de la Basílica de San Pedro en Roma, formalizándose en el Tratado de Letrán de 1929, donde se reconoce la soberanía del Papa de la Iglesia Católica, como la máxima autoridad y Jefe de Estado de este pequeño país situado totalmente dentro de la ciudad de Roma que sería la ubicación definitiva de la Santa Sede.


La Ciudad del Vaticano tiene una extensión de 0,44Km ² (44 hectareas) y una población de unos 1000 habitantes, solo la plaza y la Basílica de San Pedro ocupan un 20 % del territorio, siendo además del país más pequeño del mundo el territorio independiente más urbanizado del globo terráqueo.
El conjunto arquitectónico e histórico-artístico que conforma la Ciudad del Vaticano fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.,

Así que nuestro primer objetivo hoy es la Ciudad del Vaticano, cita ineludible para todos aquellos viajeros que se encuentren en Roma. Aunque ya hayamos estado hace años no podemos resistirnos a una nueva visita. La Basílica de San Pedro, el más importante edificio religioso del catolicismo, con la Capilla Sixtina, la Piedad de Miguel Ángel o los Museos Vaticanos son lugares de inigualable interés histórico y artístico que uno no se cansa de ver una y otra vez.
Desde Civitavecchia llegamos a la estación Roma San Pietro:

Nos da la bienvenida la impresionante cúpula de la basílica de San Pedro que sobresale entre los edificios,

Callejeamos entre nobles construcciones y solemnes iglesias

La gran etapa constructiva del Estado Vaticano se inició en 1447 con el papa Nicolás V.
La obra más sublime la encontramos en la impresionante plaza de San Pedro

En el año 64 d. C, durante el reinado del emperador Nerón, los cristianos fueron responsabilizados del gran incendio de Roma, y por ello fueron brutalmente perseguidos y muchos martirizados, entre ellos el Apóstol San Pedro que fue crucificado cabeza abajo, por petición propia, porque se consideraba indigno de morir de la misma manera que lo hizo Cristo. La crucifixión tuvo lugar cerca del obelisco egipcio que había en un extremo del Circo de Nerón. Este obelisco fue traído desde la ciudad de Heliópolis (ciudad del Antiguo Egipto) por Calígula en el año 37 d. C. Actualmente se encuentra en la Plaza de San Pedro Plaza y es venerado como un «testigo» de la muerte del apóstol.

La construcción de una basílica sobre el lugar donde, según la tradición católica, estaba enterrado San Pedro, comenzó bajo las órdenes del emperador romano Constantino I, alrededor del año 326, y se necesitaron 30 años para completarla, conociéndose como basílica constantiniana, en honor al emperador.
Flavio Valerio Aurelio Constantino (Constantino I), conocido también como Constantino el Grande, fue el primer emperador en detener la persecución de los cristianos y dar libertad de culto al cristianismo, junto con todas las demás religiones en el Imperio romano, con el Edicto de Milán en 313. Considerado el primer emperador cristiano, fue bautizado en su lecho de muerte en el año 337dC.
La construcción del actual edificio, comenzó en 1506, por orden del papa Julio II, y finalizó en 1626. En ella trabajaron algunos de los arquitectos más renombrados de la historia, como Donato Bramante, Miguel Ángel o Bernini.

La tradición y las evidencias históricas y científicas sostienen que la sepultura de San Pedro, primer obispo de Antioquia, primer obispo de Roma y, por lo tanto, el primero de los pontífices de la era cristiana, está justo debajo del altar mayor de la basílica. También la mayoría de los papas han sido enterrados en ella.

La Basílica de San Pedro se ha descrito  como «la más grande de todas las iglesias de la cristiandad».

A pesar de la creencia popular, San Pedro no es una catedral ya que la archibasílica de San Juan de Letrán es la verdadera catedral de Roma, pero es una visita imprescindible y además forma parte del peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plena.

Este famoso tour de peregrinaje de las siete iglesias de Roma (visita delle Sette Chiese o Giro delle Sette Chiese), tiene una longitud total de 25 km, San Felipe Neri fue quien impulsó este recorrido hacia el año 1540 y que quedó establecido en el año jubilar de 1575.

Nosotros continuamos hacia los Museos Vaticanos con intención de llegar lo antes posible, con la esperanza de no encontrar demasiada gente.

La base fundacional de los “MUSEOS VATICANOS” fue albergar la colección privada Julio II, elegido papa en el año 1503; más tarde otros papas fueron aumentando las extensas colecciones de arte de la Iglesia Católica.

Este impresionante conjunto museístico se compone de diferentes edificios temáticos, edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines.

Es tal la cantidad de espacios y obras a visitar que puede resultar abrumador, por lo que es aconsejable hacer una selección de las partes que más interesantes nos puedan resultar y distribuir el tiempo según nuestros gustos.

Llegamos a la plaza del Palacio Belvedere

El Patio de la Piña, en italiano Cortille della Pigna, es una espacio al aire libre anexo a los edificios de los Museos Vaticanos. Su nombre proviene de la escultura gigante de una piña de bronce de 4 metros de altura que formaba parte de una gran fuente del siglo I aC, encontrada en la zona romana de Campo de Marte, no lejos del actual Panteón. Esta gran piña está flanqueada por esculturas de dos pavos reales réplicas de los que se encontraban en el mausoleo de Adriano.

En el patio destaca también una enorme escultura contemporánea del escultor italiano Arnaldo Pomodoro llamada «Esfera dentro de una esfera», probablemente uno de los lugares más fotografiados del Vaticano.

Esta esfera fue un regalo del escultor para Juan Pablo II en 1990. Realizada en bronce la figura de una esfera fracturada cuyo interior contiene otra esfera rota, según el autor, es una representación de la destrucción del mundo recordando la destrucción de su pueblo natal durante la Segunda Guerra Mundial.

Existen una serie de replicas aunque de diámetros diferentes en otros lugares como en el Trinity College de Dublín, la sede de la ONU en Nueva York, la Universidad de Berkeley o el Jardín de Esculturas de Washington, entre otros.

Continuamos por las distintas salas de los museos:

El Museo Chiaramonti lleva el nombre del papa Pío VII (Barnaba Niccolò Maria Luigi Chiaramonti, papa desde 1800 hasta su muerte en1823).

Galería del Braccio Nuovo, perteneciente al Museo Chiaramonti

Entre los cientos y cientos de obras, es difícil destacar alguna porque la mayoría son impresionantes pero quizás, la representación del Río Nilo sea una de las más llamativas en esta sala:

La «Alegoria del Río Nilo» de mármol blanco, descubierta en el siglo XVI en Roma en el trascurso de unas excavaciones, se supone una copia romana de un original helenístico de la escuela de Alejandría que representa al gran río como un dios poderoso recostado rodeado de dieciséis niños que juegan a su alrededor, quizás los afluentes del río. Otros símbolos lo acompañan como un cuerno de la abundancia, un cocodrilo y una esfinge.

Impresionante! mires para donde mire: desde el techo al suelo

Seguimos…………………………………………

El museo Pio-Clementino, fue proyectado por los papas Clemente XIV y su sucesor Pio VI durante la época de sus papados, comprendida 1769 y 1799.
Este museo consta de doce salas que contienen numerosas esculturas romanas y griegas, así como en el Patio Octógono.
Muchas de las esculturas son parte de la colección privada del papa Julio II, que hasta final del siglo XVIII se mantuvo en los jardines de su palacio de Belvedere.

Una fuente muy especial, hecha de pórfido, una de las piedras más valiosas de la antigüedad, ya que se distinguía, de otras por su color, su dureza y su resistencia superiores al granito

La realización de este magnífico espacio conocido como «Galería de los mapas», se debe al deseo del Papa Gregorio XIII cuyo papado transcurrió entre los años 1572 y 1585, encargando la obra en 1581 al obispo dominico, Egnazio Danti destacado matemático, astrónomo y famoso cartógrafo de la época que durante los dos años siguientes (entre 1581 y 1583)se afanó en su realización.


Esta Galería es un impresionante pasillo de 120 metros de longitud y seis de anchura en cuyos muros están dibujados cuarenta mapas de las distintas regiones de Italia y las posesiones de la iglesia, destacando sus ciudades más importantes de la época, así como sus cuatro puertos principales: Civitavecchia, Génova, Ancona y Venecia. Considerando los Apeninos el elemento divisorio, sobre una pared están pintadas las regiones bañadas por los mares Liguria y Tirreno, sobre la otra las regiones bañadas por el Adriático.


En su techo, en forma de bóveda de cañón, están representados los principales santos de cada región italiana y sus respectivos milagros, en un barroco «horror vacui» (expresión latina que significa miedo al vacío, que define un estilo artístico que comenzó en el siglo XVII, caracterizado por un arte recargado, resultado de la necesidad de rellenar cualquier espacio vacío que pudiera quedar en alguna obra).

Seguimos el recorrido….

La Galería de los Tapices fue decorada en 1838, durante el papado de Pio VI, con una serie de espectaculares tapices que pueden superar incluso los 3 y 4 metros de altura procedentes de la Nueva Escuela, creada por los discípulos de Rafael en la época de Clemente VII (1523-1534).

Cada tapiz tuvo una elaboración de años, de la mano de los mejores artesanos del momento, principalmente de Flandes, elaborados con seda, lana e hilos de oro consiguiendo imágenes sorprendentes incluso con efectos de perspectiva móvil como el del famoso tapiz de Cristo que parece seguir con la mirada a cada visitante, un efecto difícil de conseguir en una obra de este tipo.

Siguiente parada:

Rodrigo de Borgia, cuando fue nombrado papa con el nombre de Alejandro VI (1492-1503),encargó la decoración de sus estancias compuestas por seis salas. Para cada una de ellas, escogió un tema diferente:
• Sala de la Sibilia: temas sobre apóstoles y profetas
• Sala del Credo: igual que la anterior con temas sobre apóstoles y profetas.
• Sala de las Artes Liberales: alegorías de la música, la gramática, la aritmética, la astrlogía
• Sala de los Santos: San Antonio y San Pablo Ermitaño, la Visitación, el martirio de San Sebastián, Santa Bárbara, Santa Susana, la Virgen y el Niño.
• Sala de los Misterios: la Anunciación, la Epifanía, la Ascensión, Pentecostés, la Asunción, la Resurrección en la que aparece Alejandro VI retratado.

A la muerte de Alejandro VI las salas fueron cerradas, hasta que en 1897, durante el pontificado de León XIII se restauraron y fueron abiertas al público.

Relajamos un instante la vista de tantas imágenes apabullantes asomándonos al patio

Y continuamos…..

Llegamos a las conocidas como “Estancias de Rafael”

Son las cuatro estancias que escogió Julio II, elegido papa en 1503, como residencia privada y cuya decoración pictórica encargó a Rafael, que fue ayudado por sus discípulos, durando las obras desde 1508 hasta 1524. Cuando murió Julio II en 1513, el siguiente papa León X (1513-1521), siguió con el encargo para que Rafael continuara las dos salas que le faltaban; después de la muerte del pintor en 1520, acabaron los frescos de la última sala sus ayudantes.

Destacan

L a coronación de Carlomagno por el papa León III León en el año 800.

La batalla de Ostia (Ostia Antica antigua ciudad en la costa del mar Tirreno), representa la victoria del papa León IV sobre los sarracenos, en el año 849. Este tema alude a la esperanza de León X de derrotar a los turcos. El diseño de la obra es de Rafael, pero su ejecución se debe a Giulio Romaano.

¡Muchas y muchas más salas, muchas y muchas más pinturas y mucha, muchísima gente!

Y llegamos a la Capilla Sixtina, uno de los puntos clave de la visita a la Ciudad del Vaticano, decorada con las pinturas consideradas cumbre de la creación artística humana.

La Capilla originalmente era la capilla de la fortaleza vaticana, conocida como Cappella Magna, más tarde tomó su nombre del papa Sixto IV (Capilla Sixtina), quien ordenó su restauración entre 1473 y 1481. Este Papa dio la primera misa en la capilla el 15 de agosto de 1483, por su voluntad fue decorada con frescos de algunos de los más famosos artistas del Alto Renacimiento (años finales del siglo XV y las primeras décadas del siglo XVI), lo que la convirtió en un lugar privilegiado para el arte.


Pero fue el papa Julio II (cuyas habitaciones acabamos de ver decoradas por Rafael), gran mecenas del arte, sobrino del papa Sixto IV, quien consiguió alcanzar la máxima gloria para el Vaticano y para su persona, llevando a cabo numerosas obras, además de mandar reedificar la Basílica Constantiniana, donde estaban sepultados los restos mortales del apóstol San Pedro, erigiendo la actual Basílica de San Pedro, dio origen a los llamados Museos Vaticanos configurados a partir de las colecciones de arte que poseía y ordenó a Miguel Ángel la redecoración pictórica de la bóveda de la Capilla Sixtina, trabajo que realizó entre 1508 y 1512 sustituyendo el “cielo estrellado” obra de Piermatteo D’Amelia deteriorado tras los trabajos que se estaban llevado a cabo en las cercanías de la capilla y que provocaron una serie de grietas en la cara interna de la cúpula que destrozaron su pintura, siendo impresionantemente sustituido por los maravillosos frescos de Miguel Angel, obra de arte sin precedentes.

Su uso principal y originario es el de Capilla privada del Papa. De hecho, la capilla está partida en sus 2/3 por una reja para separar a Su Santidad y allegados de otros visitantes. Desde 1492 en su interior tienen lugar los cónclaves en los que los cardenales eligen a un nuevo papa y la ceremonia de sus nombramientos, a si como otras importantes celebraciones.

La bóveda tiene unas dimensiones de 40 metros de largo por 13 de ancho, la superficie pintada por Miguel Ángel ocupa unos 460 metros cuadrados.
En total hay más de 300 figuras diferentes, muchas de las cuales presentan efectos en dos dimensiones ya que se aprovecha la arquitectura de la propia sala en lo que constituye una obra de pericia artística sin igual. La ejecución de la obra duró 4 años. La iconografía representada es muy variada destacando las imágenes del Libro del Génesis (con la célebre estampa de Dios tocando el dedo de Adán).

En la parte central de la bóveda destaca una serie de nueve escenas del Génesis que muestran La Creación, La Relación de Dios con la Humanidad y La Caída del Hombre.

Casi 25 años después de acabar de pintar la bóveda, por encargo de los papas Clemente VII y Paulo III pintó entre 1536 y 1541 «El Juicio Final» en la pared del altar mayor.

Miguel Angel pintó personajes desnudos como símbolo de una espiritualidad máxima que dejaba atrás cualquier recuerdo terreno. En 1564, en el Concilio de Trento se decidió cubrir pudorosamente algunas figuras, un trabajo que fue encargado al artista Daniele da Volterra, discípulo de Miguel Angel, que por el trabajo de pintado de «bragas» fue apodado «il braghettone». Aún así, siguió la polémica y la obra fue intervenida en siglos posteriores por motivos de moralidad.


Miguel Ángel no fue el único maestro que trabajó en la Capilla Sixtina, también se exhiben obras de Ghirlandaio como “la Vocación de los primeros apóstoles”, “La entrega de las llaves” de Perugino o el “Castigo de los rebeldes” de Botticelli.
Pero más de cinco siglos después, son los frescos de Miguel Ángel los que siguen atrayendo a multitud de visitantes a la capilla, y son considerados una de las obras cumbre de la historia de la pintura, a pesar de considerarse el mismo escultor antes que pintor.

La Capilla Sixtina se encuentra casi en la parte final del largo recorrido por el complejo de los Museos Vaticanos.

Pero aún nos queda la impresionante Biblioteca Vaticana, creada por el Papa Nicolás V (1447-1455), en el año 1448 quien incorporó un gran número de manuscritos que se añadieron a los que se habían reunido anteriormente. Sus primeros documentos estuvieron compuestos por más de tres mil manuscritos latinos, hebreos y griegos, algunos procedentes de Constantinopla.

El papa Sixto V en 1587, encargó la construcción de un nuevo edificio para poder albergar dignamente tantos tesoros escritos.

En la Biblioteca Vaticana se encuentra documentada toda la historia de los Papas que han estado al frente de esta institución, sus concilios, sus legados y mucha información acerca del cristianismo desde sus primeros tiempos.

Se estima que en esta biblioteca existen más de cien mil manuscritos históricos, más de un millón y medio de libros antiguos o modernos, unos cien mil documentos impresos, fragmentos de pergaminos, medallas y monedas entre otros elementos de incalculable valor.

Salimos bajando la espectacular escalera

Giuseppe Momo (1875-1940) ingeniero y arquitecto italiano, fue llamado por el papa Pío XI al Vaticano para efectuar la remodelación de la Ciudad del Vaticano donde realizó más de 200 proyectos arquitectónicos entre ellos la escalera de doble espiral inspirada por la escalera de caracol revolucionaria diseñada por Donato Bramante en 1512 para el papa Julio II, que permitía al papa entrar en su residencia privada en su carruaje. La escalera original de Bramante, está en el vecino Museo Pío-Clementino, (no abierta generalmente al público).

Impresionantes los Museos Vaticanos, pero hay que ir  mentalizados  y preparados ….para  tanto !!!

por si acaso saturamos

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es caritas-ojos-locos-lengua.gif
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 39.gif

Aún nos da tiempo a visitar alguno de nuestros sitios preferidos de Roma……

y llegamos

Aún nos queda mucho que ver….
¡¡¡ VAMOS !!!

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s