4.1. ATENAS (PRIMERA PARTE)

Desde Santorini, el “Vision of the Seas” navega lentamente durante la noche para mostrarnos, a primera hora de la mañana, la impresionante ciudad de Atenas.

1

La capital de Grecia, la ciudad más grande del país, centro de la vida económica, cultural y política griega, es también una de las ciudades más antiguas habitadas ya que su historia se extiende  a más de 3.000 años.

La naviera Royal Caribbean bautizó esta ruta  para su crucero “Vision of the Seas” como «Rumbo a la cuna de la civilización» destacando especialmente esta escala.

2

Etimológicamente, la palabra «civilización» deriva indirectamente del latín civis (ciudadano) y  su correspondiente acción civilizar, como la constitución de un sistema de vida factible a través de una relación  entre el hombre y la naturaleza que permitía el desarrollo de una cultura basada en varios criterios tales como el uso de la escritura, el agrupamiento de poblaciones y constitución de ciudades, establecimiento de una sociedad basada en las clases, desarrollo de una economía sustentada en el florecimiento de la agricultura, la cría de animales, creación de edificios públicos, surgimiento de la metalurgia y la arquitectura monumental, de acuerdo con las características de una región determinada. Esto implica que no hay una sola «cuna», sino varios desarrollos independientes de la civilización. Si la escritura se toma como un requisito previo para la civilización, la primera «cuna» se considera Egipto, pero es la Antigua Grecia la consensuada entre los expertos, como predecesora de la civilización occidental.

3

y aquí nos trae el crucero “Vision of the Seas” en su cuarta escala, después de llevarnos a Malta, Mykonos y Santorini.

4

5

Atenea, diosa según la mitología griega de la sabiduría, entre otros muchos poderes, nacida de Zeus, padre de todos los dioses, dio nombre a esta espectacular ciudad considerada como una de las más antiguas del mundo.

La imponente Acrópolis construida alrededor del templo de la diosa que la protege (el Partenón), sigue siendo el corazón de  una gran  metrópolis que se ha convertido en una moderna ciudad y puerto base imprescindible para barcos que navegan por todas las islas griegas y el Mediterráneo, al mismo tiempo que ha sabido preservar su gran legado cultural de milenios de historia y sus lugares más emblemáticos.

La Acrópolis es la visita imprescindible para quien llega por primera vez a la gran ciudad helena, pero  también  tiene mucho más que ver y disfrutar.

Aunque viajar a Atenas es viajar en el tiempo a su historia, además de sus impresionantes ruinas, esta gran urbe ha recuperado su esplendor y atractivo, siendo visitas muy  recomendables, incluso los barrios que alguna vez fueron mal considerados como Plaka y Thissio y actualmente tienen una gran encanto para el viajero al haber sido restaurados con fachadas pintadas de color pastel y acoger elegantes restaurantes, bares y tiendas. La plaza Syntagma, la plaza central de la ciudad, también ha renacido como un refugio lleno de árboles desde el cual se puede ver el hermoso edificio neoclásico del Parlamento y su vistoso cambio de guardia frente a la Tumba del Soldado Desconocido. Intentaremos aprovechar el tiempo disponible y disfrutar de todo ello, organizándonos muy bien.

20

6

7

8

¡ Perfecto día para recorrer  los puntos más emblemáticos de Atenas !.Imagen1

Llegamos al Puerto del Pireo, el puerto más grande de Grecia y uno de los más importantes  del Mediterráneo. Considerado el mayor puerto de pasajeros de Europa y el tercero del mundo, con un tránsito de más de 20 millones de personas al año.

Ya en la antigüedad, el Pireo tuvo gran importancia, siendo la desembocadura al mar de Atenas y hoy es un importante centro de la marina mercantil, industrial y de transportes que da trabajo a  miles de personas.

9

Los barcos de pasajeros atracan en la Nueva Terminal de Cruceros, a un 1,5 Km del centro de Pireo,  en las  terminales A- Miaolus,  B- Themistocles y C- Alkimos.

Nuestro “Vision of the Seas” atraca en  TERMINAL B (THEMISTOCLES):

10

11

12

Desde  la terminal hasta  la Acrópolis, la distancia es de unos 11 kilómetros.  Para hacer este trayecto nosotros utilizamos “The Express line X80”.

Un  servicio de Bus  justo desde la Terminal de Cruceros a la Acropolis  y a Syntagma, con el número X80, en horario de 7:00 a 19:30, cada 30 min. la parada esta  enfrente  de las Terminales A y  B , el  ticket 4.50€  para todo el día,  se compra en el conductor o en un  quiosco de la parada. Hay que validar ticket en el bus. Para volver, la parada está al lado del McDonald en la plaza de Syntagma.

13

14

15

16

17

El bus X80 Express tiene su parada más  próxima a la Acrópolis  muy cerca del Templo de Zeus Olimpico, al lado Arco de Adriano (que veremos a la vuelta con detenimiento), de ahí caminando, todo seguido por el paseo peatonal, unos 10 minutos por Dionysiou Areopagitou hasta la entrada  de la Accrópolis  (a la derecha).

18

Horario de visita de 08.00h a 20.00h todos los días. Precio entrada combinada adultos 20€ y entrada combinada estudiantes 10€.

20

21

Espectacular conjunto arqueológico en lo alto de la colina a cuyos pies se extendió la ciudad.

1,.

Los restos arqueológico hallados demuestran que en el siglo X a.C. existía un templo denominado Enneapylon así como la evidencia de que los micénicos habitaban la colina. Las primeras edificaciones fueron un castillo rodeado de una muralla cuya construcción  muy probablemente comenzó hacia el 6.000 a.C.

Durante siglos, la fortificación se vio atacada primero por los espartanos que demolieron sus murallas y muchos años después por los persas, con el rey Jerjes I el Grande al mando.

Tras la destrucción de la antigua Acrópolis en el 480 a.C. por parte del ejército persa de Jerjes, se inició un proceso de decadencia. En esa situación llegó a la época de la Grecia clásica. Y Pericles fue el gran artífice de lo que hoy conocemos como la Acrópolis de Atenas, ya que se encargó de convencer a los atenienses de la necesidad de su reconstrucción, promoviendo las impresionantes edificaciones del Partenón, los  Propileos,  el templo de Atenea Niké  y el Erecteión, entre otros.

La Acrópolis del siglo V a. C. es el mejor  reflejo del esplendor, el poder y la riqueza de Atenas en la  denominada Edad de Oro de Pericles.

22

En siglos posteriores, los monumentos de la Acrópolis sufrieron grandes daños tanto por causas naturales como por la intervención humana. Después del establecimiento del cristianismo y especialmente en el siglo VI dC, los templos se convirtieron en iglesias cristianas. El Partenón de Atenea  se convirtió en Parthenos Maria (la Virgen María), más tarde fue rebautizada como Panagia Athiniotissa (Virgen de Atenas) y sirvió como catedral de la ciudad en el siglo XI. El Erecteión  fue dedicado al Sotiras (Salvador) o al Panagia, el templo de Atenea Niké se convirtió en capilla y el Propileo pasó a ser una residencia episcopal. En la edad Media, la Acrópolis se convirtió en la fortaleza de la ciudad medieval. Bajo la ocupación franca (1204-1456) los Propileos se convirtieron en una residencia para el gobernante franco y en el período otomano (1456-1833) en la sede de la guarnición turca. En le época de la República Veneciana, en su guerra  contra los turcos, los venecianos bajo las órdenes del almirante Francesco Morozini sitiaron la Acrópolis en 1687 y el 26 de septiembre de dicho año destruyeron con ataques de mortero buena parte del Partenón, que los turcos utilizaban como polvorín y almacén de municiones, fue en esta ocasión cuando se derrumbó el techo del templo, que hasta ese momento había permanecido milagrosamente intacto a lo largo de los siglos.

Lord Elgin (Thomas Bruce, conde de Elgin), diplomático y arqueólogo inglés, embajador Británico en Constantinopla en 1799, residente en Atenas durante la dominación otomana, consiguió apoderarse entre 1801-1805 de gran parte de la decoración escultórica del Partenón, del templo de Atenea Niké y del Erecteión. El botín de Lord Elgin fue vendido al Museo Británico de Londres y desde 1939, las obras de arte espoliadas se exponen en una sala habilitada especialmente dentro del Museo Británico donde se conocen como Mármoles de Elgin” en honor al responsable de que se encuentren en dicho lugar.

Lo que quedó de la Acrópolis fue entregado a los griegos en 1822, después de la Guerra de su Independencia, con la liberación de Grecia los monumentos de la Acrópolis estuvieron bajo el cuidado del recién fundado Estado griego y se empezó una importante restauración  entre 1833 -1863 y a principios del siglo XX, se puso en marcha un proyecto de restauración a gran escala, en 1975 se creó un Comité para la Conservación de los Monumentos con el objetivo de planificar y llevar a cabo la conservación y restauración de la Acrópolis que todavía está en  marcha.

Y  ahora, empieza nuestra visita a lo que es hoy la Acrópolis de Atenas  carita mirando:

23

24

25

26

27

28

30

31

32

Muy cerca está  el gran Teatro de Dioniso considerado el primer teatro del mundo, así como el más grande de la Antigua Grecia que llegó a tener una capacidad para más de 16.000 personas.

33

Su construcción se remonta a la segunda mitad del siglo VI a. C. dedicado a Dionisio (hijo de Zeus, padre de todos los dioses y su amante mortal Sémele, hija del rey de Tebas).

Dinisio, era en la mitología griega, el dios del vino, protector de los viñedos y de la agricultura, además  del teatro.

Al comienzo de la temporada de la siembra, los griegos organizaban celebraciones para implorar la intercesión del dios para una buena cosecha, ofreciéndole  el sacrificio de  un carnero cuya sangre debía bañar los campos mientras el pueblo bailaba y recitaba coros, lo que comúnmente se conocía como Ditirambo. A estas fiestas rituales se les añadió las representaciones teatrales, con dos vertientes diferenciadas: la tragedia y la comedia. Por ello se le atribuye a Dioniso  el origen del teatro en Grecia, puesto que los primeros signos del género teatral estuvieron vinculados a la fiesta del  dios del vino.

Estos festejos conservaron durante mucho tiempo el carácter sagrado y antes del inicio de la representación el gran sacerdote  invocaba a Dioniso y elevaba las plegarias al Olimpo, incluso cuando fueron evolucionando hacia un tipo de representación teatral más cuidada y celebrada en un auténtico teatro, creándose un edificio al aire libre construido expresamente para conseguir la acústica y visibilidad idóneas.

34

En este histórico lugar se estrenaron las comedias de Aristófanes, las tragedias de Sófocles, Eurípides y Esquilo entre otros importantes autores. Obras interpretados por los actores ante el público que se congregaba en este primer teatro de piedra de Atenas durante los festivales anuales en honor del dios Dioniso al que estaba consagrado el edificio.

39

La duración de las representaciones se alargaba hasta unas seis horas y la entrada era cara, aunque había opciones de acomodación según la categoría social.

35

36

37

38

El Teatro de Dioniso, tal y como lo vemos hoy, es fruto de una meritoria labor de restauración llevada a cabo entre 1926 y 1932.

40

Sobre el Teatro Dioniso, se mantienen unas grandes columnas destacando la entrada a una gruta excavada en la vertiente sureste de la  muralla de la Acropolis, se trata del monumento mandado edificar por Trasilo de Decelia entre los años  320-319 a. C. y ampliado por su hijo Trasicles en el 270 a. C. — según las inscripciones encontradas en el mismo monumento— cuando fue ganador en dos juegos musicales, dedicado originariamente también al dios Dioniso. Posiblemente el monumento se construyó sobre una cueva anteriormente consagrada a Artemisa, una de las deidades más veneradas en la Antigua Grecia,  hija de Zeus y Leto. Según la mitología Artemisa ayudó a su madre en el nacimiento de su hermano Apolo. Como premio su padre le concedió varios deseos, entre ellos permanecer siempre virgen, además todas sus acompañantes debían permanecer vírgenes bajo pena de implacables castigos y la propia Artemisa guardó celosamente su castidad, otros de los deseos fueron  el poder  perpetuo de ayudar a las mujeres en los dolores del parto y vivir en la naturaleza entre los animales salvajes. Sus símbolos incluían el arco y las flechas de plata, el perro de caza, el ciervo y la Luna. Durante el cristianismo, la cueva fue transformada en una capilla bizantina, llamada Panagia Spiliotissa o Panaga Chrisopeliotissa (La Virgen de la Cueva),   que fue destruida por los turcos durante el asedio de Atenas en 1827  pero su entrada  es visible bajo los pilares de estilo corintio que aún quedan de este templo.

41

Continuando nuestro paseo hacia el sur por la zona amurallada lo siguiente que nos encontramos, a la izquierda del Teatro de Dioniso, son los restos de  la Stoa de Eumenes.

42

Se trata de un pasadizo porticado de 163 m. de longitud construido en el siglo II a. C. que comunicaba el teatro de Dioniso con el Odeón de Herodes Ático, sirviendo no solo como lugar de paso, sino también de reunión.

43

 

44

Siguiendo el camino de la Stoa, llegamos al Odeón de Herodes Ático, construido por orden del cónsul romano Herodes Ático en el año 161, se destinó a representaciones y  actuaciones musicales, y originalmente  tenía una parte techada con  cubierta.

45

Aunque en su época era mucho más pequeño que el teatro de Dioniso, hoy en día luce más imponente gracias a las reconstrucciones realizadas a mitad del siglo XX. En la actualidad, sigue acogiendo representaciones teatrales y musicales.

48

46

47

Desde aquí seguimos hasta encontrar un camino con escaleras nos conducirá a la espectacular entrada del recinto de  la Acrópolis.

49

50

La entrada de la Acrópolis, recibe el nombre de Propileos, se trata de unas construcciones con un edificio central, levantado entre los años 437 y 432 A.C., de forma rectangular adornado con columnas dóricas que delimitaban cinco puertas de acceso y dos alas  laterales.

51

52

53

54

55

56

57

59

Desde lo alto de la entrada tenemos unas impresionantes vistas sobre la inmensa ciudad de Atenas que se pierde en el horizonte.

60

El significado de la palabra ‘Akrópoli’, ciudad en lo alto, define el emplazamiento donde se levantó, ya que se encuentra a 156 metros sobre el nivel del mar en una meseta caliza de 270 metros de longitud y 85 de anchura.

61

En el lado derecho de los Propileos, coronando un bastión, nos encontramos una de las joyas de la Acrópolis: el Templo de Atenea Niké o de Atenea Victoriosa:

62

Levantado en el año 420 a.C. en estilo jónico en honor a la diosa para conmemorar el triunfo de los atenienses sobre los persas en la Batalla de Salamina. En su interior se colocó una estatua de Atenea como una triunfante deidad alada, a la que le cortaron las alas para que no abandonara el lugar y asegurar el triunfo a sus  devotos atenienses en cuantas campañas bélicas tomaran parte.

63

64

65

66

Atravesando los Propileos tenemos ante nosotros la gran obra de la arquitectura griega, el Partenón, principal edificio de la Acrópolis, dedicado a Atenea Parthenos, la patrona de la ciudad.

67

El edificio de orden dórico, comenzó a edificarse en el año 447 a.C.  y  hasta el 438 a.C., no se dio por concluida la obra. Con unas dimensiones aproximadas de 70 metros de largo por 31 de ancho, con columnas de más de diez metros de alto, casi todo ello de puro mármol traído de las canteras del vecino monte Pentelis, albergaba una  gran cámara interior que guardaba una gigantesca escultura de Atenea Parthenos, de la cual deriva el nombre del templo, Partenón.

69

La escultura representaba a Atenea Parthenos como una diosa guerrera, con escudo y casco, preparada para la defensa de la ciudad.

68

La colosal imagen fue realizada por Fidias, escultor griego, nacido en Atenas (490 a. C. – 431 a. C.) que llevó la escultura a las cotas más altas de perfección y armonía. Vivió en la época de Pericles, su amigo y protector, que le encargó la supervisión de los trabajos escultóricos y arquitectónicos de toda la Acrópolis.

La estatua no se ha conservado, desapareció en circunstancias extrañas y desconocidas aunque se cree que fue devastada por un incendio que tuvo lugar  en el interior del templo en los siglos III o IV d.C pero es conocida por la detallada descripción  que hace el  geógrafo y gran historiador del siglo II d.C Pausanias en sus obras sobre los monumentos griegos. Además la  gran obra de Fidias tuvo un gran impacto entre sus contemporáneos, lo que dio lugar a un buen  número de otras esculturas inspiradas en la original y réplicas, incluso su imagen fue plasmada en monedas.

Fidias realizó la estatua partiendo de un esqueleto de madera que moldeo y fue cubriendo con láminas de oro desmontables, la cara y los brazos de la diosa fueron esculpidas en  marfil .  Más de una tonelada de oro (unos 1140 kg ) fue  utilizad en la gran estatua, lo  que suponía una parte considerable del tesoro de Atenas. La obra alcanzaban unos 12 m de altura aproximadamente, incluido el pedestal, de 1,50 m de alto. El coste debió estar cerca de los 700 talentos, aproximado al precio de una flota de 230 naves de guerra griegas típicas de la época. Se cuenta que hacia el 296 a. C. el tirano ateniense Lácares, sutrajo las láminas de oro de la estatua.

El Partenón se mantuvo sin cambios hasta el siglo V dC, cuando se convirtió en una iglesia dedicada primero a Santa Sofía y más tarde a la Panagia (Virgen María). Bajo el dominio turco, se convirtió en una mezquita. En 1687, durante el asedio de la Acrópolis por parte de le ejército veneciano de Morozini, el Partenón fue bombardeado y destruido en gran parte. Más daños graves fueron causados a principios del siglo XIX por Lord Elgin, quien saqueó gran parte de la decoración escultórica del templo y la vendió al Museo Británico.

Así era:

70

Así lo encontramos ahora:

71

72

A pesar del paso de los siglos y sufrir los avatares del tiempo y de los hombres, el Partenón sigue siendo el emblema de Grecia y uno de los monumentos más conocidos de todo el mundo.

73

75

77

1.PRINCIPAL

79

80

81

Aun nos queda por ver otro gran templo dentro de la Acrópolis: el enigmático Erecteion, situado al norte del Partenón.

82

84

Según cuenta la leyenda, Poseidón (el gran dios de los mares),hermano de Zeus, codiciaba los reinos terrenales y compitió con Atenea (diosa de la sabiduría), para convertirse en dios protector de la magnífica  ciudad, Zeus convocó un tribunal formado por las divinidades del Olimpo para que decidieran, estas determinaron que quien  realizara el mejor regalo al pueblo griego sería el ganador. En este sitio se enfrentaron los dos dioses para conseguir el favor de la gran ciudad.

Poseidón clavó su tridente en una roca y surgió un pozo de agua tan necesaria en el árido territorio, pero el agua que brotó era salada y secó la escasa vegetación existente, Atenea hizo nacer un frondoso olivo junto al pozo con  abundantes frutos colgando de las ramas.

Los ciudadanos eligieron el regalo de Atenea, tomando a la diosa como su protectora y adoptando su nombre, desde entonces la ciudad se llamó Atenas y sus habitantes atenienses.

En este lugar de construyó un Templo en honor a Athena Polias (‘de la ciudad’)  y en su interior se colocó  su  estatua de culto  hecha de madera de olivo, y se creó  un recinto  para el árbol sagrado (olivo sagrado). Cuando los ejércitos persas del Gran Rey Jerjes barrieron Grecia y saquearon Atenas en 480 a.C, los edificios de la Acrópolis fueron incendiados y destruidos pero el olivo «brotó” el mismo día y sus semillas se replantaron por toda la ciudad, de esta manera, todos los olivares que rodean Atenas tienen sus orígenes en el árbol sagrado de la diosa Atenea.

Pericles, en sus planes de reconstrucción de la Acrópolis  no olvidó la restauración del templo en el lugar donde tuvo lugar la disputa entre Atenea y Poseidón. El  nuevo edificio fue construido entre los años 421 y 406 a. C.

85

El templo no se dedicó a una única divinidad, sino que está constituido por varios santuarios dedicados a Atenea, Poseidón y a Zeus.

86

En una roca del recinto quedaron las señales que dejó el tridente de Poseidon y el  nombre grabado que significa «el que sacude la Tierra», uno de los epítetos del dios del mar y de los terremotos. Además se preservó el olivo sagrado de Atenea.

87

Pero el nombre del templo hace honor a Erecteo, mítico rey de Atenas que según la leyenda murió aquí fulminado por un rayo lanzado por Zeus. Los antiguos arquitectos griegos respetaron el hueco en el techo y en el suelo  que  causó el  rayo divino que mató a Erecteo que fue enterrado en ese lugar.

88

El templo se quemó en el siglo I a. C. y luego fue reparado con pequeñas modificaciones. En el período cristiano temprano se convirtió en una iglesia dedicada al Theometor (Madre de Dios). Fue palacio bajo el gobierno franco y la residencia del harén del comandante turco en el período otomano.

89

90

El elemento más destacado del Erecteion es el  Pórtico de las Cariátides, con 6 estatuas femeninas haciendo de columnas. Estas figuras representan a esclavas de Karys, pueblo griego que colaboró con  los persas, por lo que fue castigado y sus habitantes convertidos en esclavos. Debajo de sus pies, en las profundidades, está la mítica tumba de Cécrope,  rey fundador de Atenas.

91

Las cariátides que podemos ver actualmente en el pórtico del templo de Erecteion son copias. A principios del siglo XIX, Lord Elgin se llevó una de las Cariátides (además de otras muchas piezas de la Acrópolis). Las originales de las otras cinco, pueden verse en el Museo de la Acrópolis.

92

Durante la Guerra de Independencia griega, el edificio fue bombardeado y severamente dañado. La primera restauración se llevó a cabo después del final de la guerra y nuevamente en 1979-1987. Su restauración recibió el premio Europa Nostra.

9394

Encontramos el  lugar del olivo sagrado de la diosa Atenea, aunque el árbol actual fue plantado en 1917.

95

96

El olivo, ha seguido siendo una parte central de la vida griega por todas sus cualidades. Las hojas se han utilizado para coronar las cabezas de atletas victoriosos, generales y reyes, la madera utilizada para construir casas y barcos, el aceite utilizado para dar combustible a las lámparas, tonificar la piel y los cuerpos musculosos de los ágiles atletas, además de como condimento en las comidas, aliño de los platos y sus frutos magnifico alimento, siendo las aceitunas elemento básico en la dieta mediterránea y un valioso producto de exportación desde la antigüedad hasta nuestros días.

97

Además de admirar las imponentes edificaciones de la acrópolis, desde este extraordinario lugar se puede disfrutar de impresionantes vistas sobre la ciudad de Atenas.

98

99

100

Desde aquí vemos lo que queda del Ágora. Se trataba de un amplio espacio abierto, flanqueado por un variado conjunto  de edificios públicos que constituían el centro de la actividad política, administrativa, comercial y social de la Antigua Atenas, además del corazón  religioso y cultural, y el lugar de impartición de justicia.

102

103

105

104

106

107

La colina del monte Licabeto, o Lykavittós, es, con 227 metros, el punto más alto de la ciudad de Atenas. Según cuenta la mitología, surgió de una roca que se le cayó accidentalmente a la diosa Atenea, estaba destinada a servir como base sobre la que se cimentaría la Acrópolis. Se puede  subir  caminando o, de forma más rápida y cómoda, haciendo uso del funicular que sale de la calle Ploutarhou, en las inmediaciones del barrio de Kolonaki. En la cima del Licabeto alberga la singular capilla de San Jorge (Áyios Georgios), erigida sobre el emplazamiento de una primitiva iglesia consagrada al profeta Elías. Además a lo largo del monte, se encuentran restaurantes, bares, miradores   desde contemplar la ciudad.

108

¡Impresionante! 81   

Cuesta irse de este lugar pero aún nos queda mucho por ver fuera  de la magnífica Acrópolis.

carita mirando

109

Nos despedimos de la Acrópolis 23

110

 ¡La ciudad de Atenas nos espera!

111

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s