1. BADEN-BADEN (ALEMANIA)

Llegamos  de noche al aeropuerto de Baden-Baden así que dormimos en el hotel del  propio aeropuerto y a la mañana siguiente toca madrugar para aprovechar bien el día Imagen1.

4.

1

2

3

4

Hotel sencillo, funcional, muy práctico para nuestros planes de dormir  unicamente la noche de llegada.

5

6

PRIMER DÍA: EMPIEZA  el RECORRIDOImagen1.

Una visita a la ciudad de Baden-Baden será la primera etapa del viaje.

Desde el aeropuerto vamos al centro de Baden-Baden en taxi (16 Km).

28

7

Baden-Baden es una ciudad alemana, en las laderas de la  Selva Negra (macizo montañoso cuyo nombre alude a  la  oscuridad que caracteriza el tránsito  por los caminos entre los espesos bosques que lo pueblan).

8

Sus  villas modernistas, sus bellos jardines, su lujoso casino y  sus  magníficos balnearios  hicieron que fuera  considerada como la capital del veraneo en la Europa de la Belle Époque.

Pero no solo atrajo a la alta burguesía en el siglo XIX, sino que aún hoy sigue siendo un  lugar vacacional  muy valorado por ricos y acaudalados personajes, tal es así que sigue siendo objetivo de importantes  inversores   que   pretenden  potenciar aún más los atractivos de este lugar, recuperando el Palacio Nuevo (Neues Schloss),  edificio construido a finales del siglo XIV situado en la colina de Florentinerberg, rodeado por extenso jardines, actualmente propiedad de inversores kuwaitíes (grupo kuwaití Al-Hassawi) cuyos planes son convertirlo en un complejo hotelero de gran  lujo.

9

Otra prueba del poder adquisitivo de algunos de los visitantes de la ciudad es el Museo Fabergé  (Sophienstraße 30) del coleccionista de arte ruso Alexander Ivanov, quien eligió Baden-Baden  para su ubicación por ser según sus palabras,  “un centro turístico para los ricos en general, e históricamente el lugar vacacional más popular para los rusos más acaudalados”. Inaugurado el 15 de mayo de 2009, Ivanov calculó  que el edificio de su museo costó unos 17 millones de euros  incluido un sistema de seguridad de 1 millón de euros.

(Museo Fabergé: Entrada ordinaria 18 euros-reducida 12 euros (mayores, estudiantes, periodistas), menores de 18 años y discapacitados 8 euros).

10El museo está dedicado a la recopilación de artículos hechos por la firma de joyería rusa Fabergé  fundada en San Petersburgo en 1842 por Carl Peter Fabergé, proveedor oficial de la corte imperial rusa de 1885 a 1917. Además  de suministrar sus artículos de lujo de alta gama a la aristocracia rusa y europea, entre sus clientes  también se incluía la familia real inglesa y la familia real de Siam (ahora Tailandia).

Las joyas  icónicas de la firma  fueron  los conocidos como  “huevos imperiales”, hechos para los zares rusos Alejandro III y Nicolás II como regalos de Pascua para sus esposas y madres. Posiblemente se crearon 69, de los cuales se conservan en la actualidad 57, fabricados bajo la supervisión de  Carl Peter Fabergé entre 1885 y 1917.

11

El primer huevo Fabergé fue diseñado para el zar Alejandro III quien quería obsequiar a su esposa, la emperatriz  Maria Feodorovna, un huevo de Pascua en 1885, posiblemente para celebrar el 20 aniversario de su compromiso. Hecho de una base de oro, su «caparazón» esmaltado blanco opaco se abría mostrando una yema de oro amarillo que a su vez, se abría para revelar una gallina de oro multicolor que también se abría. La gallina contenía una diminuta réplica en diamantes de la corona imperial de la que colgaba un rubí, pero estos dos últimos elementos se han perdido. La joya tuvo tanto éxito que el zar Alexander nombró a Fabergé «orfebre por nombramiento especial para la Corona Imperial» y le encargó otro huevo al año siguiente, Carl Peter Fabergé aparentemente recibió total libertad para el diseño de futuros huevos de Pascua imperiales, recibiendo más encargos cada año. Después de la muerte de Alejandro III el 1 de noviembre de 1894, su hijo, Nicolás II, presentó un huevo Fabergé tanto a su esposa, Alexandra Fedorovna, como a su madre, la emperatriz viuda Maria Fedorovna, poniéndose de moda estos regalos en la corte. Fabergé se cerró después de que los bolcheviques tomaran el poder en 1917.

Badén-Baden también tiene un museo de Arte Moderno: Museo Frieder Burda (dirección: Lichtentaler Allee 8B) que  costó alrededor de 15 millones de euros.

12

Frieder Burda (1936-2019), fue un coleccionista de arte alemán y ciudadano honorífico de Baden-Baden, que también eligió esta ciudad para dejar su legado.

El Museo está ubicado en uno de los márgenes  del parque principal de la ciudad, el Lichtentaler Allee. El edificio de vidrio y aluminio de dos pisos con alrededor de 1000 metros cuadrados de espacio de exposición, conectado por un puente con cubierta de vidrio al museo antiguo de arte, el Staatliche Kunsthalle Baden-Baden,  recibió importantes premios por su diseño.

El Lichtentaler Allee (la Alameda Lichtentaler )  es un jardín de estilo inglés, cuyos orígenes se remontan a 1655  cuando era  un camino entre el mercado de la ciudad y el monasterio de Lichtenthal, entre 1850 y 1870 se plantaron   gran variedad de arboles, a lo largo de un paseo de 2,3 Km siguiendo la orilla del río Oos,  se dice que actualmente  tiene más de 300 especies de árboles.  Cerca esta otro parque  de principios del siglo XX, la Gönneranlage, con hermosas fuentes y pérgolas, que merece una visita pausada si se dispone de tiempo.

13

Pero el gran reclamo de Baden-Baden sigue siendo sus famosos baños termales que surgen del agua caliente  procedente de las profundidades de su suelo, a 2.000 metros de profundidad rica en minerales cuyas propiedades ya eran conocidas en tiempos de los romanos. Aún se conservan las Ruinas del Balneario Romano (Römische Badruinen), reconvertidas en museo de la antigua cultura del baño, situadas debajo de la Plaza del Mercado y del balneario Friedrichsbad. Con casi 2000 años, estas instalaciones balnearias están bien  conservadas a si como las murallas romanas que permite conocer cómo era la construcción de una pared romana y de una calefacción de suelo romana.

14

El agua de las profundidades emana también por las doce fuentes de la ciudad. Cuenta una leyenda que si bebes el agua caliente que emana de la fuente Fettquelle (fuente de la grasa) en Dernfeldstaffeln, cerca de la Romerplatz – Caracalla Spa, Römerpl. 1,  ¡rejuvenecerás 10 años !30

15

Además las propiedades del agua  se puede disfruta en las  modernas instalaciones  de las Termas de Caracalla ( en honor del  emperador romano Caracalla que  frecuentaba el lugar) y en el baño antiguo «Friedrichsbad»

16

Uno de los iconos de la ciudad desde hace más de 100 años es Friedrichsbad considerada uno de los balnearios más lujosos de Europa.

17

Otro de los lugares destacables es el Kurhaus, edificio que alberga el  Casino de Baden-Baden, se dice que allí se inspiró Dostoyevsky para escribir su famosa novela «El jugador». Su elegante interior se puede visitar  previo pago de 6€ de la visita guiada (en alemán o inglés, con panfleto en castellano).

18  19

20

Un buen paseo por Baden-Baden:

21

22

23

Si se dispone de tiempo Baden – Baden ofrece aún más atractivos como subir al monte Merkur en el funicular MerkurBergbahn; admirar la ciudad desde las ruinas del castillo Hohenbaden…….

Imagen1

El Palacio Viejo (Altes Schloss) o de Hohenbaden, construcción  del siglo XII,  hoy en día está en ruinas. En el año 1599 fue casi totalmente destruido por un incendio. Desde la torre del Palacio Viejo se contemplan unas impresionantes vistas de la ciudad, al igual que desde el patio central.

25

Todo esto queda pendiente para otro viaje …….

Nos vamos a la estación  para coger el tren hacia Estrasburgo

26

La  estación de Baden Baden, es otro magnífico edificio clásico que destaca en la ciudad. Además la antigua estación de ferrocarril en estilo de neorrenacimiento con elementos de barroco, alberga la entrada de la moderna construcción Festspielhaus gran sala de conciertos y ópera inagurada en abril de 1998, con su aforo para 2.500 espectadores es considerada la sala más grande de Alemania para este tipo de eventos.

Llega el tren y ponemos rumbo a Estrasburgo.

29

30

31

Nos llama la atención el  original y sorprendente diseño arquitectónico de la Gare de Strasbourg.

32

El edificio histórico de estilo neo-renacentista de la estación de trenes de Estrasburgo, fue encargado por los alemanes, tras la anexión alemana de Alsacia, al arquitecto alemánJohann Eduard Jacobsthal, llevándose a cabo su construcción entre 1878 y 1883. En 1900, el arquitecto Hermnn Eggert, agregó una  sala de espera y una escalera para el emperaor aleman Guillermo II, ahora conocido como el Salón de l’empereur.

33

Su valor arquitectónico le hizo merecedor de ser catalogado como Monumento Histórico  el 28 de diciembre de 1984.

34

Actualmente una impresionante bóveda convexa  de cristal  permitió modernizar la estación histórica preservando al mismo tiempo su arquitectura excepcional convirtiéndola en una de las más espectaculares y modernas de Europa.

La   vidriera que cubre  al antiguo edificio recuerda el  capullo de un gusano de seda que protege a su crisálida, durante su metamorfosis. Esta bóveda acristalada  diseñada por  el arquitecto Jean Marie Duthilleul en 2007,  muestra la espectacular metamorfosis  que transformó al edificio histórico, cuando se llevaron a cabo los imponentes trabajos de reestructuración para permitir la llegada del Tren de Alta Velocidad al centro de la ciudad. La modernización de la estación recibió el Prmio Brunel en 2008.

35Delante del imponente “gusano de cristal” se extiende una gran explanada de césped, es la  Place de la Gare.

37

36

Un fantástico y luminoso día nos recibe en  Estrasburgo, así que decidimos ir dando un paseo de unos diez minutos hasta el hotel.

39

40

Appart city STRASBURG, el hotel tiene un aspecto exterior bastante extraño, pero por dentro está bien, sin pretensiones pero cómodo y bien situado, muy aconsejable para familias.

42

Nuestro apartamento abuhardillado estaba integrado por una amplia habitación matrimonial, baño completo, una pequeña cocina perfectamente equipada, una sala de estar/  comedor, con un sofá cama y una cama supletoria para nuestros dos hijos. La limpieza correcta y servicio agradable.

43

Pero sobre todo  bien ubicado, a  menos de cinco minutos andando del Museo de Arte Moderno y del Barrage Vauban.

Dejamos las maletas,  un rato de descanso y listos para recorrer Estrasburgo. Imagen1

¡ Vamos !     69

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s