3. VIAJE ESPECIAL 25 ANIVERSARIO: 3.4.3. CRUCERO POR EL CARIBE: SAN JUAN DE PUERTO RICO (TERCER PARTE)

Después de visitar  el Castillo de San Cristóbal, salimos por Calle Norzagaraya, un agradable paseo de aproximadamente treinta minutos nos permitirá seguir descubriendo muchos rincones sorprendentes del “Viejo San Juan” hasta llegar a San Felipe del Morro.

Últimas fotos a la enigmática fachada del Castillo de San Cristóbal desde la Calle Norzagaraya:

1

Seguimos por la derecha, sobre la muralla y sus bastiones, encontrando las típicas garitas de estas formidables construcciones, algunas con tenebrosas historias:

2.jpg

3.jpg

4.jpg

5.jpg

6.jpg

7.jpg

8.jpg

9.jpg

Por fuera de las murallas, a sus pies mirando al mar frente al inmenso Océano, se extienden poblados de casas destartaladas de  llamativas colores, son los suburbios de la ciudad en contraste con los cuidados edificios que vemos al otro lado de la calle, por dentro de la muralla.

Entre estos suburbios o barrios marginales  está  La Perla que  vimos desde  la Fortaleza San Cristóbal, ahora estamos justo encima.

El barrio más deprimido del Viejo San Juan, toma su nombre de un pequeño fuerte del siglo XVII.

10.jpg

El poblado fue creado a inicios del siglo XIX donde antes había un matadero. Abarca unos 600 metros encajonado entre la  imponente muralla de la época colonial española al sur, al norte el  Océano Atlántico, el Cementerio de Santa María Magdalena de Pazzis al oeste, y el Castillo de San Cristóbal al este.

Con tan solo tres puntos de acceso desde la ciudad, uno a través del  Cementerio, otro en el lado este y otro a través de un callejón en el centro de la pared norte, desde hace  décadas,  ir al barrio de La Perla resultaba impensable incluso para los turistas más osados. La mala fama del lugar no era un temor infundado, el tráfico de drogas y la delincuencia vinculada a ella, estaba a la orden del día. Según varias referencias las calles de La Perla no estaban incluidas en los mapas de la ciudad para  disuadir a los turistas de acercarse a la zona.

Sin embargo en los últimos años varios proyectos intentan transformar el lugar para atraer el turismo. Pero sin ninguna duda fue “Despacito”, la  famosa canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee la que llamó la atención sobre La Perla.

11.jpg

Muchos  turistas acudieron en el verano del 2017, en pleno éxito de la canción a las inmediaciones del barrio para fotografiar sus coloridas calles. Los ingresos del aumento del turismo ese verano, fueron un paréntesis de bonanza para el deteriorado suburbio pero en septiembre, el huracán María que azotó el Caribe, incluyendo Puerto Rico, hirió con fuerza estas zonas más débiles de la ciudad.

Pero la historia del barrio tampoco termina con el huracán María, acostumbrado a  sufrir estos azotes  cada año en mayor o menor intensidad, los habitantes de la zona, al igual que en todo Puerto Rico,  han puesto sus esfuerzos en reactivar el turismo como una de las mejores fuentes de riqueza.

Ahora La Perla ya está en todos los mapas y varios carteles  en la muralla, a lo largo de la calle Norzagaraya, señalizan el barrio:

12.jpg

13.jpg

En el paseo desde la muralla, tenemos un buen mirador para contemplar no solo las magníficas vistas sobre el Océano, sino también el destartalado poblado que aún mantiene sus calles desiertas sin turistas, de momento parece  suficiente con mirar desde arriba…

14.jpg

15.jpg 16.jpg

Seguimos caminando  por la calle Norzagaraya,

17.jpg

Al otro lado (izquierda), “el panorama” es muy diferente con edificaciones bien cuidadas, aunque choca  la cantidad de coches aparcados y el numeroso tráfico que  entorpece esta calle que debería ser considerada como “monumental” y estar libre de los efectos indeseables  de la circulación rodada.

18.jpg

19

En el lado izquierdo  de calle Norzagaray  se suceden cuidados edificios de alegres colores: viviendas, museos, galerías….

20.jpg

Nos encontramos  el Museo de Arte e Historia,  muy cerca está la Galería Nacional, la Plaza del Totem (Plaza del Quinto Centenario), Museo de las Américas en el antiguo Cuartel de Ballajá…..

21.jpg

22.jpg

23.jpg

24.jpg

Llegamos al Barrio de Ballajá, impresionantes edificios coloniales  destacan entre  las palmeras de los parques, frente a la Fortaleza de San Felipe del Morro.

En el centro el Jardín de Ballajá, delimitado por edificios emblemáticos. A la derecha del Jardín, el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

26.jpg

25.jpg

A la izquierda, en la plaza Ballajá vemos la fachada principal del imponente Cuartel de Ballajá.

Imagen1.jpg

El Cuartel de Ballajá, construido por el ejército español entre 1854 y 1864fue uno de los mayores y más impresionantes edificios  construidos por España en el Nuevo Mundo. Utilizado hasta 1898 como cuartel de infantería para albergar a más de mil soldados del ejército español, con habitaciones y estancias para los oficiales, soldados y sus familias, almacenes, cocinas, comedores, calabozos, y cuadras para caballos.

27.jpg

El  gran patio interior da idea de la magnitud  del edificio y  su enorme capacidad. Su escalera principal en bóvedas góticas ascendentes es única en Puerto Rico.

Imagen2

El 18 de octubre de 1898 las fuerzas armadas de los Estados Unidos tomaron posesión del Cuartel de Ballajá, ante las derrotadas tropas españolas. Los estadounidenses  mantuvieron su misión de cuartel  de  infantería  hasta 1939. Transformado posteriormente en hospital militar: US Military Hospital. En 1947, es reacondicionado y nombrado Rodríguez Army Hospital, en honor al Dr. Fernando Rodríguez Vargas, dentista del  Cuerpo Dental del Ejército que descubrió las bacterias que causan la caries dental.

En el 1976 el Gobierno de Puerto Rico adquirió el edificio del antiguo Cuartel de Ballajá al Gobierno Federal de los Estados Unidos mediante un traspaso,  con el compromiso de recuperarlo y utilizarlo para fines culturales, educativos y turísticos.

En 1978 las instalaciones del hospital fueron transferidas al Fuerte Buchanan en Guaynabo. En 1992 es remodelado y el gran edificio  se transforma para dar cabida  a distintos espacios :

Primer Piso:

  • La escuela de baile, tablao y espacio cultural Paulette Beauchamp/DanzActiva.
  • El cine y restuarante CinemaBar1950.
  • El café y museo Don Ruiz-Roastery, Museum and Café, bar Tío Danny.
  • Restaurante Rincón Ibérico

Segundo Piso:

El Museo de las América

Tercer Piso:

La Academia Puertorriqueña de la Lengua Española

Oficina estatal de Conservación Histórica

29.jpg

30

31.jpg

33.jpg

A la derecha, sobre el mar, queda el gran Cementerio Santa María Magdalena de Pazzis, cuya  construcción fue llevada a cabo en 1863 bajo el auspicio del coronel de Ingenieros  Ignacio Mascaro.

34.jpg

El gobierno Colonial español decidió construir el cementerio fuera de las murallas y de cara al Océano Atlántico para simbolizar el viaje del espíritu al cruzar al «más allá». Aunque otra ventaja mucho más práctica, era la conveniencia de que los cementerios estuvieran fuera de las poblaciones  para evitar la insalubridad urbana, a poder ser en sitios ventilados y cercanos a las parroquias, pero fuera de ellas para evitar el hedor que despedían los cadáveres en las iglesias. Hasta este momento la ciudad tenía enterramientos en la Catedral, la Iglesia San Francisco, la Iglesia de San José y el Convento Carmelita en la calle Cristo. El cementerio fue llamado Santa María Magdalena de Pazzi (1556-1607), en honor  de la monja carmelita venerada como Santa por la Iglesia Católica, perteneciente a una de las familias más ricas y distinguidas de Florencia compuesta por conocidos militares y políticos de gran estima desde las Cruzadas.

En este inmenso Campo Santo descansan numerosos personajes ilustres de Puerto Rico.

35

36.jpg

37.jpg

Llegamos a otro edificio destacable  del Viejo san Juan frente a la gran explanada del Morro   que precede a la Fortaleza de San Felipe. Este magnífico edificio amarillento, es la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico, fundada en 1965 como parte del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

38.jpg

Aunque el  edificio originariamente era de uso militar, antiguo arsenal construido en 1800, posteriormente se comenzó a utilizar como hospital militar  y en 1859, como centro para enfermos mentales. En este hospital se reglamentó la práctica de la medicina y se graduó el primer puertorriqueño como doctor en el 1820 (Hospital de Nuestra Señora de la Concepción el Grande).

Desde aquí,  la calle del Morro es el camino que hay que subir para llegar al promontorio donde se ubica  la gran fortaleza de San Felipe, frente a la bahía de San Juan,  mirando al Océano Atlántico.

40.jpg

Dejamos atrás los  grandes edificios del Cuartel de Ballajá y de la Escuela de Artes Plásticas:

42.jpg

Llegamos al espigón triangular de la isleta de San Juan donde se ubica la fortaleza en la entrada de la bahía de San Juan donde el terreno se eleva a más de 30 metros sobre el nivel del mar.

43.jpg

La fortaleza debe su nombre  al rey Felipe II de España y al empinado  promontorio o morro donde se construyó la fortaleza.

44.jpg

Después de subir  la gran explanada llegamos  al “foso seco”

45.jpg

46.jpg

47.jpg

49

Entramos a la fortaleza con nuestro ticket de visita combinada

51.jpg

50.jpg

52.jpg

53.jpg

55.jpg

Capilla de Santa Bárbara:

60

56.jpg

59.jpg

57.jpg

62.jpg

63.jpg

64.jpg

65.jpg

Estamos frente al  considerado  primer faro de Puerto Rico, aunque del original construido en 1846 no queda nada. En 1876, se construyó una nueva torre de hierro octogonal sobre los muros del fuerte. La torre fue alcanzada por fuego de  la artillería estadounidense el 12 de mayo de 1898, durante la  Guerra Hispanoamericana, siendo reconstruido en 1899 pero parece ser que desarrolló problemas estructurales y fue demolido en 1906. El faro actual es una  torre cuadrada de estilo renacentista árabe que data de 1908. Está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

66.jpg

Desde aquí tenemos una magnífica panorámica en dirección a la fortaleza de San Cristóbal y al barrio de La Perla, en primer término el cementerio de Santa María Magdalena de Pazzi :

67.jpg

No nos entretenemos más porque aún hay mucho que ver fuera de la fortaleza.

Continuamos  hacia el Bastión de Santa Elena disfrutando de las espectaculares vistas  sobre la Bahía de San Juan.

68.jpg

69

Donde se detiene el tiempo, contemplando el paisaje…..Imagen1

es un buen momento  para una buena pausa…….23 , pero aún queda mucho por descubrir en el  «Viejo San Juan» .

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s