1.3. TERCER DÍA EN EL ALGARVE: PORTIMAO

Dejando atrás el espectacular paisaje de Carvoeiro nos dirigimos a  Portimão

1

De Portimão sabemos que es una ciudad situada en el estuario del río Río Arade que desemboca en el Océano Atlántico.

2

De larga tradición pesquera, desarrollada especialmente entre los siglos XIX y XX, el pueblo experimentó un gran auge con la llegada de la industria conservera. A esta época pertenece gran parte de los edificios que podremos ver recorriendo las calles y plazas de su centro histórico, pero el turismo ha ido ganando terreno y de la antigua pesca tradicional y conservera  poco queda, actualmente los antiguos recuerdos de la época pasada se refugian en el  Museo de Portimão que homenajea a un pueblo que, durante siglos, vivió exclusivamente mirando al mar.

Ahora Portimão sigue viviendo mirando al mar, pero en lugar de a los peces, mira a los turistas y crece pensando en ellos.

Aunque el centro del pueblo y su casco antiguo mantiene la esencia portuguesa

3.jpg

y nada tiene que ver con el otro moderno Portimão que ha nacido y ha crecido en la desembocadura del río Arade, con un elitista puerto deportivo (Marina de Portimão) bajo la Fortaleza de Santa Catarina de Ribamar y en torno a la playa da Rocha, a unos tres kilómetros de distancia del pueblo original.

El moderno y turístico Portimão, toda una sorpresa

4.jpg

Nuestra visita  empezará por el viejo y tradicional  Portimão.

Desde Carvoeiro  llegamos en unos veinte minutos por la N125.

5.jpg

6.jpgCruzamos el espectacular puente atirantado sobre el río Arade a un kilómetro aproximadamente de  la ciudad de Portimão.  Es el puente colgante conocido como Ponte ‘Nova’ de Portimão.

7.jpg

Un  apagado paisaje de marismas resalta la modernidad del reluciente puente.

8.jpg

Llegamos……

Difícil encontrar donde aparcar. ¡Todo lleno de coches! carita 5 ¿Cómo será esto en verano?,

después de unas cuantas vueltas….Vamos por Rua dos Jesuitas hasta una explanada de tierra que se usa como aparcamiento gratuito y aunque hay bastantes coches, por fin aparcamos sin problemas  carita 2.

9.jpg

10.jpg

11.jpg

Desde aquí nos dirigimos a Praça da República, una gran plaza con una práctica zona de juegos infantiles y a la entrada, la estatua del personaje ilustre D. NUNO MERGULHÄO que fue presidente de la Cámara Municipal de Portimão.

12.jpg

13.jpg

Estamos en el Jardim da Praça da República.

14.jpg

Destaca uno de  los edificio más emblemáticos de la ciudad: el Colegio de los Jesuitas.

15.jpg

El gran Colegio de los Jesuítas, fue mandado edificar a finales del siglo XVII por el hidalgo Diogo Gonçalves, cuya única condición para la financiación de la construcción fue la de ser enterrado en su iglesia y  así fue, allí reposan sus restos en un mausoleo de mármol policromo.

16.jpg

Es la iglesia  más grande de todo el Algarve, declarada como Inmueble de Interés Público, con su majestuosa fachada es uno de los símbolos de la ciudad. En el interior destaca el altar mayor, decorado con un retablo en madera policromada del siglo XVIII. En el exterior sendas placas en su fachada conmemoran sus orígenes.

17.jpg

19.jpg

En la actualidad alberga una galería de arte y un centro de apoyo a la tercera edad en sus naves laterales.

20.jpg

21.jpg

Muy cerca está la Iglesia Matriz de Nossa Senhora da Conceição o Iglesia Matriz de Portimão, en  Rua Machados dos Santos, Largo da Igreja.

La Iglesia Matriz de Portimão, construida a finales del siglo XV resultó  muy dañada por el terremoto de 1755, por lo que tuvo que ser reconstruida en el siglo XVIII, y posteriormente en el XIX, de la  original  sólo queda el portal gótico con capiteles dorados y una gárgola.

22.jpg

Volvemos a la plaza de la República y bajamos por la calle Vasco de Gama

23.jpg

24.jpg

25.jpg

Seguimos por calle dos caldeireiros y en  esta plaza de Damião Luís Faria de Castro decidimos hacer un descanso con unas buenas cervezas portuguesas

26.jpg

27.jpg

29.jpg

Optamos por el tranquilo y agradable restaurante KALAHARY para comer, con amplia carta y buenos precios.

31

32.jpg

33.jpg

Una vez recuperadas fuerzas, nos acercamos  a la plaza del Ayuntamiento que está muy cerca.

34.jpg

35.jpg

36.jpg

En la plaza  aún más que el edificio de la Cámara Municipal destaca, en la calle perpendicular Ru do Pé da Cruz, la casa con la colorista fachada de los ”héroes portugueses”:

37.jpg

Desde aquí  por la Rua Carlos da Maia nos dirijimos a la Ribeirinha de Portimão,  larga explanada  que recorre la ribera del río Arade, emplazamiento de los antiguos muelles de la ciudad.

39.jpg

Esta ancha avenida peatonal es un lugar imprescindible en Portimão, con su pavimento típico portugués,  las palmeras que le dan un toque exótico al lugar y  los bancos como buena excusa para  pararse a disfrutar del paisaje marinero.

38.jpg

Vemos el  edificio  de la Capitanía do Porto de Portimão y seguimos por el gran paseo de  la  Av. Cap. Fernandes Leão Pacheco.

40.jpg

Un magnífico camino por  la Ribeirinha donde hay puestos que ofrecen  excursiones, rutas en barco por la costa y por el río,  con opciones de paradas para visitar algún pueblo próximo o las típicas grutas que hay por estas costas, incluso ofrecen la posibilidad de avistar delfines.

42.jpg

Hemos hecho un agradable recorrido que aún podemos prolongar

41.jpg

43.jpg

Podemos seguir un poco más hasta el Museo de la ciudad

44.jpg

El Museo está situado en la zona portuaria de Rua D. Carlos I,

45.jpg

en un edificio  de gran interés histórico ya que data de final del siglo XIX, cuando era una fábrica de conservas de pescado:

46.jpg

La vieja fábrica fue comprada por el municipio en 1996, tras una excelente rehabilitación fue inaugurado el museo en 2008 y recibió el premio Museo del año del Consejo de Europa en 2010.

47.jpg

La temática del Museo se divide en tres campos: la arqueología, los hallazgos submarinos y  el procesamiento de la pesca, conservación, envasado de caballa y sardinas incluidas las antiguas líneas de montaje, hasta con efectos de sonido y vídeos ilustrativos.

48.jpg

Precio de la entrada: 3€, gratuita para niños y jóvenes de hasta 15 años, profesores, estudiantes, poseedores de carnet joven, personas con movilidad reducida, guías intérpretes y profesionales del turismo. Horario: Del 1/9- 14/7: Martes de 14h30 a 18h00. de miércoles a domingo de 10h00 a 18h00. Entrada gratuita los sábados de 10h00 a 14h00. Del 1-31 de agosto: Martes de 19h30 a 23h00. De miércoles a domingo de 15h00 a 23h00. Entrada gratuita los domingos de 15h00 a 23h00.

Cerca están  las ruinas del Convento de San Francisco.

49.jpg

El Convento de San Francisco, es un convento Jesuita fundado en 1530 cuya estructura fue muy dañada en el terremoto de 1755, posteriormente paso a ser de propiedad privada. Hoy es de la familia Sousa Coutinho que pretendía abrir un lujoso hotel en lo que queda del edificio.

50

 

Merece la pena una parada en el Restaurante Clube Naval de Portimão para tomar algo mientras  se tienen buenas vistas de la Doca de São Francisco.

51.jpg

Volvemos al aparcamiento

52.jpg

Ya en el coche,  recorremos los algo más de tres kilómetros que separan el  Portimão más tradicional del Portimão superturístico situado más al sur, justo en la desembocadura del río Arade en el Óceano Atlántico.

53.jpgConseguimos aparcar en  R. Eng. José de Bívar, muy cerca  de  la Fortaleza de Santa Catarina de Ribamar.

54.jpg

Antiguamente la desembocadura del río Arade en el Océano Atlántico era un punto estratégico de vital importancia por lo que estaba potentemente defendido por la Fortaleza de Santa Catarina de Ribamar (siglo XVII-XVIII), que cerraba el estuario junto con el fuerte de Ferragudo situado en la orilla de en frente.

 

56.jpg

Actualmente esta zona es la de mayor valor turístico del municipio, con el moderno puerto deportivo (Marina de Portimão ) y una de las más famosas playas del Algarve ( Playa da Rocha), rodeada de hoteles, restaurantes, tiendas y locales de ocio para todos los gustos.

Entramos a la Fortaleza

57.jpg

(entrada gratuita)

58.jpg

59.jpgLa fortaleza fue construida en el siglo XVII  para defender el puerto y a la población de los ataques de los piratas, en fuego cruzado con el Fuerte de São João do Arade, justo enfrente, en Ferragudo a los pies de otro gran arenal denominado Praia Grande.

60.jpg

Desprovisto de su función defensiva de antaño, hoy es un magnífico espacio digno de visitar

61.jpg

lo primero que vemos es un gran patio donde está la ermita de Santa Catarina,  que estaba aquí antes de que se construyera la fortaleza a la que le dio el nombre.

62.jpg

Un decorativo cañón sigue recordando su intenso pasado militar

63.jpg

64.jpg

65.jpg

Pero lo más impresionante son las vistas que se divisan desde aquí

66.jpg

A los pies de la fortaleza  se extiende otro mundo completamente diferente

67.jpg

A la izquierda, se extiende un moderno puerto deportivo que incluye una gran urbanización de alto standing que abarca el complejo hotelero Tivoli Resort, tiendas, bares, restaurantes, clubes nocturnos de alto nivel y, por supuesto, yates exclusivos.

68.jpg

 

En frente, afinando la vista, por encima de los barcos se puede adivinar la fortaleza de Ferragudo.

69.jpg

La Fortaleza es también el mejor mirador sobre la playa de la Rocha que se extiende a la derecha, hacia la ciudad nueva, frente al Océano.

70.jpg

Desde la Fortaleza se puede bajar a la playa por una rampa serpenteante

71.jpg

Desde abajo la Fortaleza presenta una majestuosa silueta

74.jpg

Una pasarela de madera que recorre toda la longitud de la playa, la hace adecuada para  carritos de bebé o para quienes usan silla de ruedas.

73.jpg

No es de extrañar que el mayor reclamo turístico de Portimão sea la playa de la Rocha, posiblemente la playa más conocida del Algarve.

75.jpg

La imagen de este enorme arenal suele ser una de  las atracciones de mayor difusión internacional de todo el Algarve que, junto con la Marina de Portimão,  forman  un condominio de lujo con grandes hoteles, restaurantes de primera clase, tiendas, bares, piscina, aparcamientos privados y playa exclusiva.

76.jpg

Desde la playa volvemos a la Fortaleza subiendo por unos bonitos jardines

77.jpg

78.jpg

Un último vistazo  a la impresionante playa desde estos agradables jardines con románticos rincones resguardados por exóticas plantas.

79.jpg

Antes de continuar nuestra ruta nos despedimos de Portimão 23

y seguimos  descubriendo el Algarve…..

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s