EL MAR DE IRMINGER en “LA TRAVESÍA VIKINGA” de Holland America Line (primera parte)

Zarpamos de Reykjavik a las cinco de la tarde y desde cubierta disfrutamos de las  últimas vistas mientras el barco navega  por  Kollafjörður, uno de los fiordos de la bahía de Flaxaflói en el sudoeste de Islandia.

1.jpg

Mientras el barco se aleja, por babor contemplamos la ciudad de Reikiavik,

125

Por  estribor vemos las costas de las islas Þerney y Viðey.

126

127

2.jpg

Viðey fue el sitio elegido para ubicar la famosa «Imagine Peace Tower» (en islandés: Friðarsúlan que literalmente significa la «Columna de la Paz» ) de Yoko Ono, monumento inagurado el 9 de octubre de 2007 en  recuerdo del fallecido ex-beatle John Lennon en su 67 cumpleaños.

4.jpg

El monumento es una torre de luz, que se enciende cada año entre el 9 de octubre y 8 de diciembre, ​proyectada desde una base de piedra blanca con las palabras «Imagina la Paz» talladas en 24 idiomas, en referencia a la canción “Imagine» compuesta por John Lennon como un himno de paz.

3.jpg

128

Seguimos por el fiordo entre bahías separadas por pequeñas penínsulas y algunas otras islas deshabitadas.

Atrás va quedando Islandia. Desde popa la vemos alejarse con una mezcla entre melancolía y  expectación con gran dosis de ilusión por descubrir las siguientes escalas.

5.jpg

La perspectiva de llegar a Groenlandia, compensa la sensación de tristeza por dejar la isla que nos encantó, con sus impresionantes contrastes y sus paisajes únicos.

Desde la bahía de Faxaflói  empezamos a avanzar  por el mar de Irminger.

6.jpg

Nos queda por delante día y medio de navegación desde el puerto de Reikiavik hasta nuestro primer contacto con las tierras de Groenlandia, en la entrada oriental de Prince Christian Sund, en el extremo meridional de Groenlandia, una travesía de 640 millas náuticas o 1.187 kilómetros a través del mar de Irminger que se extiende entre el suroeste de Islandia y el sureste de Groenlandia.

7.jpg

Como muchos otros mares, Irminger tiene unos límites difusos, sobre todo al sur, donde sus aguas se confunden con las del Atlántico Norte sin solución de continuidad. Debe su nombre a Carl Ludvig Christian Irminger (1802-88), almirante danés del siglo XIX,  uno de los primeros  en estudiar estas aguas y sus corrientes.

Tenemos que atravesarlo en su práctica totalidad, entre lo que queda de esta tarde- noche y el día entero de mañana.

Mientras el barco surca las  aguas Irminger se pone el sol,

9.jpg

10.jpg

El barco navega rápido  mientras oscurece y nosotros descansamos   8

El día de hoy se acaba recordando lo increíble que es Islandia y lo mucho que hemos aprovechado cada minuto de nuestra estancia en la isla.

¡¡¡ Mañana será un nuevo día chulo, muy chulo !!!    23

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s