DESDE AMSTERDAM A ROTTERDAM

Nos despedimos de la capital de los países Bajos rumbo a otra gran ciudad, con las últimas fotos a la Estación Central de Amsterdam  construida entre 1881 y 1889, obra del arquitecto Pierre Cuypers, autor también del edificio del Rijksmuseum, icono de la ciudad.

Ambos edificios no pueden negar que tienen el mismo “padre”76 :

2..jpg

Esperamos al tren  en este imponente edificio de estilo neorrenacentista, actualmente una de las principales estaciones ferroviarias en todo el país, con un flujo de más de 250. 000 pasajeros al día.

Y de un  bello estilo clásico, a través del túnel del tiempo, en menos de una hora llegaremos a  un magnífico y sorprendente estilo futurista. Un impactante contraste entre lo clásico y lo moderno que hace obligada la visita a estas dos ciudades.

3.jpg

Recorreremos este “tunel del tiempo” en tren:

4.jpg

Opciones  de Tren para ir de Amsterdam a Rotterdam:

  • Intercity Direct: es un tren directo, sale de la Estación Central de Amsterdam y solo para en el Aeropuerto de Schiphol antes de llegar a la Estación Central de Rotterdam. El trayecto  dura 45 minutos y  cuesta 17,60€.
  • Sprinter o Intercity (no directo): cuesta 15,20€,  tarda media hora más.

Se pueden comprar los billetes on line en la página oficial o hacerlo directamente en las máquinas de la estación.

5.jpg

Durante el viaje vamos repasando nuestro itinerario, previamente  preparado con detalle,  mientras disfrutamos del paisaje:

6.jpg

Mucho que ver en  Rotterdam:

7

Ciudad imprescindible para los amantes de la arquitectura moderna ya que la ciudad fue salvájemente bombardeada por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial y  destruida el 14 de mayo de 1940. La reconstrucción supuso el  nacimiento de una nueva ciudad, mirando al futuro en vez de repetir el pasado, Rotterdam se convirtió en un referente para el desarrollo de la arquitectura más vanguardista con una profunda conciencia estética y de edificabilidad sostenible.

Famosos edificios con la firma de los más ilustres estudios de arquitectura de Europa, hacen de Rotterdam una joya arquitectónica en su conjunto. Pero más allá de los edificios icónicos de la ciudad, la preocupación por la arquitectura y la estética llega a prácticamente  todos  los nuevos barrios, descartándose  los habituales bloques de pisos en serie, habitualmente antiestéticos, tan generalizados en otras ciudades  y  sobre todo en España.

Rotterdam se ha ido transformando  gracias a edificios de un marcado carácter propio, sorprendente y cuidado, calles peatonales, avenidas comerciales, museos, puentes, metro y un puerto que  llegó a ser el mayor del mundo en torno al ancho río en el que se mira la ciudad, el Nieuwe Maas.

8.jpg

Para muchos Rotterdam es el nuevo Manhattan del  rio Mosa, con impresionantes rascacielos que emergen sobre el horizonte, luminosos y limpios, con fachadas de espejo que se  reproducen así mismos y reflejan el cielo.

 9.

Y aunque pocos, también quedan algunos espectaculares supervivientes de la arquitectura anterior al terrible conflicto bélico, como el Ayuntamiento o la Iglesia de San Lorenzo, que milagrosamente fueron respetados y hoy lucen, como vestigio de una antigua ciudad que sabe honrar su pasado brillando en el presente y  adelantándose  al futuro.

 10.jpg

Llegamos a Rotterdam, estamos en la estación:

11.jpg

La estación de trenes es una muestra  de la importancia de la arquitectura moderna en la ciudad.

12.jpg

El proyecto del Equipo CS (una colaboración entre Benthem Crouwel Architects, MVSA Architects y West 8), inaugurado en 2014, se ha convertido en una construcción icónica de la ciudad. Diseño y modernidad con gran protagonismo de la sostenibilidad del medio ambiente creando uno de los mayores proyectos de tejados solares en Europa, y consiguiendo la reducción de las emisiones de dióxido de carbono de la construcción de un 8%.

13.jpg

Si ya llama la atención la estación, impresionantes son los primeros edificios que vemos nada más salir de ella, fantástica y deslumbrante la imagen, no solo por su altura sino por la espectacularidad  de sus fachadas reflejando las nubes y fusionándose con el azul del cielo en este espectacular día con el que nos recibe Rotterdam.

14

Se trata del Gebouw Delftse Poort diseñado por Abe Bonnema (1991) como un complejo de dos torres de rascacielos, sede de la compañía de seguros Nationale-Nederlanden. La torre más alta tiene 151 m de altura y 41 pisos, la más baja llega a 93 metros, todo el complejo cuenta con 28 ascensores.

Hasta 2004 se realizaba una carrera anual por las escaleras del edificio  59ESCALAcorrer

Nos vamos al hotel con ganas de dejar las maletas,  ansiosos por descubrir esta impactante ciudad. En un paseo de unos 6 minutos

15

Vamos por la avenida Weena, una de las vía neurálgicas de Rotterdam delimitada por altos y sorprendentes edificios.

16

El nombre Weena se deriva de Hof van Wena, un castillo de 1306, pero ahora no hay  rastro de castillos medievales ni nada que se le parezca, si no fantásticos edificios super modernos, como la Millenniumtoren.

17.jpg

La Millenniumtoren o Torre del Milenio, edificio de 131 metros (con la antena llega a 149 metros) con 34 pisos y 12 ascensores. Su construcción se inició en 1997 y se finalizó en el año 2000 .

18.jpg

Alberga un hotel (Rotterdam Marriott Hotel), y también oficinas de importantes empresas  como HAL Investments. El primer piso de la torre comunica por una pasarela con el Edificio de conciertos y Congresos: De Doelen, designado como Monumento Nacional el 9 de diciembre de 2015, en la plaza  Schouwburgplein que más tarde veremos con detenimiento.

 19.jpg

20.jpg

Seguimos por Weena, en este corto recorrido hasta el hotel, no solo los altos edificios llaman nuestra atención como recién llegados, también inusuales esculturas y originales “decoraciones” nos sorprenden en nuestro camino, pasando el edificio de Unilever – Royal Bank of Scotland en Weena 455, nos encontramos esta escultura metálica de definición incierta:

21.jpg

Desde aquí mismo  vemos,  en la calle Poortstraat, esta “forma de aparcar” tan peculiar:

22.jpg

Seguimos por la gran avenida Weena y en pocos pasos llegamos a nuestro Hotel Holiday Inn (Weena 121), con la deslumbrante fachada de espejo:

23.jpg

24.jpg

Recepción y Lobby bar:

25

26.jpg

Nuestras dos habitaciones contiguas:

27.jpg

28.jpg

29.jpg

Vistas desde el Hotel:

30.jpg

Dispuestos a recorrer la ciudad,

ya en la calle unas fotografías más  al hotel :

31.jpg

Y desde la acera de enfrente:

32.jpg

Muy satisfechos con la elección del alojamiento para nuestra estancia en Rotterdam, hemos acertado con un hotel muy agradable, moderno y funcional acorde con el “espíritu” de la ciudad y muy bien situado, a pocos minutos de la Estación Central  y del Ayuntamiento hacia el que vamos ahora:

Cruzamo por Hofplein:

33.jpg

34.jpg

Seguimos por la avenida Coolsingel y en pocos minutos estamos delante del Ayuntamiento (Stadhuis Rotterdam)

35.jpg

El ayuntamiento de Rotterdam, inagurado en 1914 de diseño neorenacentista fue uno de los pocos edificios de Rotterdam que se salvó del bombardeo de 1940.

10

No se puede visitar individualmente pero en la oficina de turismo de la ciudad se puede contratar un tour guiado por algunas zonas del edificio.

36

Delante del Ayuntamiento, en la Stadhuisplein, especie de avenida más que plaza, está el monumento en recuerdo a las víctimas de la guerra:

37.jpg

Monument voor Alle Gevallenen 1940 – 1945: Monumento en recuerdo a los caídos que dieron sus vidas durante la Segunda Guerra Mundial en la lucha por la liberación de los Países Bajos. El monumento de Mari Andriessen fue inagurado por la princesa Guillermina el 4 de mayo de 1957 en Stadhuisplein. Las figuras simbolizan la conexión entre el pasado y el futuro: el sufrimiento del pasado y la confianza en el porvenir.

Muy animada  toda la zona de Stadhuisplein,  con agradables terrazas y tiendas de moda:

38.jpg

Volvemos hacia el ayuntamiento y siguiendo por Coolsingel hasta torcer hacia  la izquierda y seguir por Meent :

39.jpg

llegamos al canal Delftsevaart, donde vemos un original grupo de viviendas que parecen » un barco del  Mississippi»….. desde luego originales son40.jpg

Y muy cerca el Nuevo Ayuntamiento

41.jpg

El Timmerhuis, se inauguró el 11 de diciembre de 2015,  integrado en  el antiguo edificio en forma de L conocido como Stadstimmerhuis cuya construcción tuvo lugar entre 1950 y 1953; fue uno de los primeros edificios más grandes que se construyó después del bombardeo en el centro de Rotterdam arrasado y vacío. En 1953, el edificio se completó y alojó el Gemeentewerken o  Departamento de Ingeniería Municipal desde donde se dirigiría la reconstrucción de Rotterdam y actualmente es responsable de la gestión y el mantenimiento del área exterior de la ciudad, agua, zonas verdes, carreteras, iluminación y alcantarillado de Rotterdam.

El nuevo complejo Timmerhuis además consta de dos torres que incluyen oficinas, 90 pisos residenciales en forma de escalera con terrazas, un aparcamiento subterráneo y el  Museo de Rotterdam (colección de antigüedades y documentos de la historia de la ciudad  conservados en distintos puntos a lo largo de los siglos).

Muy cerca está la  Iglesia de San Lorenzo:

42

La iglesia protestante de San Lorenzo se construyó en 1449, fue sufriendo modificaciones a lo largo de los años y resistió el ataque aéreo de 1940, aunque quedó dañada se restauró manteniendo sus techos abovedados, los arcos de piedra y la decoración  austera. Su entrada es de pago

43.jpg

HORARIOS : De martes a sábado de 10 a. M. A 5 p. M. Domingo: solo abierto para los servicios de la iglesia.

PRECIOS:

Visita la iglesia Adulto € 2
       Niño hasta 12 años libre
Escalada en torre Adulto € 5

Delante de la Iglesia se extiende un agradable parque: Grotekerkplein  donde destaca la estatua de Erasmo de Rotterdam.

44.jpg

Desiderius Erasmus van Rotterdam, nació en  Rótterdam en 1466 y murió en Basilea en 1536 (69 años) donde fue enterrado (Catedral de Basilea). Sacerdote católico, fue un gran humanista, filósofo, filólogo y teólogo, autor de importantes obras escritas en latín.

45.jpg

El lema de toda su vida: “ Cuando tengo un poco de dinero, me compro libros. Si sobra algo, me compro ropa y comida”.

La Red de la Comunidad Europea para Intercambios Académicos lleva el nombre de Programa Erasmus en homenaje al carácter multinacional y europeista de este gran filósofo humanista.

46.jpg

Desde aquí vamos hacia Grotemarkt:

47.jpg

 48

Desde Grotemarkt podemos ver varios de  los edificios más famosos de Rotterdam:

49.jpg

Destaca la Biblioteca Central construida en 1983 obra de Jakob Bered Bakema, con unos llamativos tubos amarillosn recuerdan el estilo del Centro Pompidou de París, es municipal de libre acceso con espacios muy cuidados y esmerados detalles para el disfrute de la lectura.

50.jpg

Además de ésta fantástica biblioteca «central», hay otras quince más en toda la ciudad, aunque no con la riqueza de fondos y servicios que ésta posee, para Desiderius Erasmus su ciudad de nacimiento, hoy sería su paraíso !!!81

Otro original edificio, al lado de la Biblioteca Central es la Torre Lápiz (Blaaktoren).  Inagurado  en 1984, es un complejo de viviendas, diseñado por el arquitecto holandés Piet Blom. Desde el nivel de la calle hasta la parte superior del techo puntiagudo, la torre mide 61 metros, divididos en 13 pisos y un espacio de almacenamiento general.

51.jpg

EL Blaaktoren es punto de referencia de construcción residencial familiar en la ciudad junto con las increíles casas cubo adyacentes, pero antes de ver detenidamente estas últimas, no podemos resistirnos a uno de los edificios más sorprendentes y espectaculares de Rotterdam, aunque hay tantos sobresalientes que es difícil  darle  el nivel más alto en el  pódium a uno, pero el mercado cubierto Markthal es una joya  entre las joyas.

52

Markthal, primer mercado cubierto de los Países Bajos, y el más grande del país, es una obra de ingeniería que arrancó en 2004 y abrió sus puertas en octubre de 2014, desde entonces, Rotterdam cuenta con un nuevo icono de construcción en pleno centro, un espectacular trabajo arquitectónico, dirigido por el prestigioso arquitecto neerlandés Winy Maas del estudio MVRDV.

53.jpg

Su fachada en forma semicircular recuerda a una herradura, con pequeñas ventanas cuadradas que rodean todo el edificio.

54.jpg

En la parte interior de la bóveda, el cuerno de la abundancia, obra del artista holandés Arno Coenen, forma un gigantesco puzzle de 4.500 piezas en 11.000 metros cuadrados, imágenes a todo color y sobredimensionadas de productos que se encuentran en el mercado (frutas, verduras, pescado, carnes, flores), representaciones de edificios emblemáticos de Rotterdam, como la Iglesia medieval vecina Laurenskerk, o insectos.

55.jpg

Un espacio multifuncional que alberga en su interior alrededor de 100 puestos de comida fijos, más de 20 tiendas, ocho restaurantes –dos de ellos, el BasQKitchen y el Pintxos 21 con sabor español–, un supermercado, aparcamientos y viviendas en la parte superior.

57.jpg

56.jpg

59.jpg

Y de aquí nos vamos a las famosas casa cubo:

60.jpg

Las Kubuswoning o casas cubo, aunque parezcan más elementos decorativos  propios de una exposición artística, lo cierto es que son viviendas. El arquitecto Piet Blom en 1984,  diseñó este original conjunto de 32 cubos, inclinados, 45 grados sostenidos sobre pilares hexagonales.

61.jpg

Se accede a ellos desde una plaza en torno a la que se articulan, como si formaran  una especie de panal de una atípica colmena, con paredes y ventanas en ángulos extraños que hace un tanto difícil imaginar cómo son por dentro estas casas, así que puede ser curioso alojarse en el hotel que hay en el edificio: Cube House Rotterdam ( Overblaak 62),  quizás para la próxima estancia en Rotterdam ….carita 4

 

¿Alguien esta buscando una vivienda original donde vivir?

aquí las mejores opciones para elegir !!!!  39 :

62

¿Que no te decides entre lo clásico y lo ultramoderno?,  no hay que renunciar a ninguno, en la misma panorámica tenemos los dos:

63.jpg

En dos pasos cambiamos de época: del más atrevido e imaginativo concepto arquitectónico de las casa cubo, volvemos al pasado, elegante y clásico contemplando la Witte Huis,  otra de las pocas joyas que resistieron a la guerra y al galopante avance del gusto rompedor y revolucionario del  postmodernismo.

Estamos en  el puerto viejo de Rotterdam (Oudhaven),  el primer embarcadero fue construido aquí alrededor de 1350.

64.jpg

De nuevo el impactante contraste entre el melancólico ambiente del Puerto Viejo de Rotterdam (Oudhaven) con las antiguas embarcaciones, mezclado con la hilera de animadas terrazas de bares y restaurantes, de nuevo la modernidad más a la última unida a  la vieja historia.

 

 Las terrazas del Spaansekade (muelle español):

66

Que resulta ser el  Spanish Quay, la zona se ha convertido en un lugar de encuentro muy popular con bares y terrazas con mucho ambiente. Un buen momento para reponer  fuerzas en una de estas agradables terrazas, aprovechar para repasar la historia y  buscar las huellas españolas en la zona con la curiosidad que nos despiertan estos nombres: Spaansekade (puerto español) y el Spanjaardsbrug (puente de los españoles)  que vemos en frente:

67..jpg

Dos pueblos tan distintos como España y los Países Bajos se encontraron, gracias a la política matrimonial, bajo el mismo cetro durante casi siglo y medio, más concretamente desde 1504, con ocasión de la boda de Felipe I “el Hermoso”, hijo de Maximiliano emperador del  Sacro Imperio Romano  Germánico, con doña Juana “la Loca” hija de los Reyes Católico, hasta 1648 año en el que España hubo de reconocer la total independencia de la República de las Provincias Unidas. Esas dos fechas encierran una historia jalonada de dificultades y tensiones para ambas partes.

Los Países Bajos, que constituían una unidad política de “Diecisiete Provincias”, integrada básicamente por lo que hoy es Holanda, Bélgica, Luxemburgo, una parte del Norte de Francia y otra del Oeste de Alemania,  pasaron a través de Felipe el Hermoso, (rey de Castilla a la muerte de su suegra Isabel,  pero que no lo fue de Aragón por haber muerto antes que su suegro Fernando) a formar parte de la Monarquía española, la muerte prematura de Felipe dejó la riquísima y múltiple herencia  en manos de su hijo Carlos de Gante, príncipe flamenco que reinó como Carlos I de España y de las Indias (juntamente con su madre doña Juana I hasta la muerte de ésta en 1555) y V de Alemania (elegido en 1519, a la muerte de su abuelo paterno Maximiliano I).

Carlos I de España y V de Alemania, heredó y unió en torno a su persona el reino de España y todas sus posesiones con el imperio de Alemania con las suyas, entre las que estaban los Países Bajos,  las historias de España y Flandes se unían para mantener una muy estrecha y difícil relación.

69.jpg

Cuando emperador Carlos V abdicó en favor de su hijo Felipe II, pronto empezaron las desavenencias entre los territorios. Como le ocurrió a Carlos que al llegar a España fue considerado un extranjero y fue rechazado por los españoles, a Felipe le ocurrió lo mismo allí, criado en España y con intereses siempre más en la línea de Castilla, era visto por los habitantes de los Países Bajos como un monarca extraño.

70.jpg

Pero si  en época de Carlos las revueltas pudieron ser sofocadas en España, las que se iban a originar en los Países Bajos contra el dominio español en la época de Felipe no iban a ser tan fáciles de reprimir.

Por otra parte la pretensión del rey de España de imponer el catolicismo en una zona europea en la que cada vez crecía más el protestantismo, la necesidad de incrementar los impuestos para sufragar las guerras en las que estaba metido el Imperio para evitar su desmoronamiento, llevó al empobrecimiento de la población, la caída del comercio y la escasez  de alimentos, esto facilitó la tarea de los calvinistas de criticar la riqueza y el lujo de la Iglesia cuando la población empezaba a sentir el hambre, con lo que se iba  formando  un gran  polvorín  a punto de estallar.

Para intentar calmar la situación, Felipe II fue nombrando sucesivamente distintos gobernadores  para los Países Bajos, que  con una u otra estrategia  no lo consiguieron.

El conflicto se fue enredando cada vez más y acabó siendo, incluso dentro de los propios Países Bajos, una guerra civil religiosa de católicos contra protestantes, que dio origen a la separación de los Países Bajos del Norte y los del Sur.

La revuelta holandesa  inicia  la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648) que condujo a la separación del norte, principalmente calvinista, y el sur católico. Desde 1581, los   Países Bajos del Norte establecieron su propio curso, mientras que los  Países Bajos Católicos eran leales al rey.

Un último intento de Felipe II por mantener a los Países Bajos unidos  bajo la influencia española, fue en 1595 al  aceptar el matrimonio de su hija la infanta Isabel Clara Eugenia con su primo el archiduque y ex cardenal Alberto de Austria, hijo del emperador Maximiliano II  y María de España y  como dote los nombró gobernadores  de los  Países Bajos españoles. Pero Los Países Bajos del Norte no reconocieron el trono español aunque en el sur, Alberto e Isabel fueron aceptados como sus propios príncipes.

71.jpg

Los enfrentamientos en los Países Bajos divididos, fueron aumentando de intensidad, Alberto pierde la Batalla de Nieuwpoort contra el Norte , y el entonces  rey español Felipe III, en  1601 tiene que enviar ayuda recurriendo a un gran estratega militar, el Marqués de los Balbases, Ambrogio Spinola, genovés nacido en 1569 cuyo nombre (spinula significa espina) hacia referencia  a la corona de espinas de Jesús que uno de sus antepasados durante la Primera Cruzada habría encontrado. Spinola llegó con 9.000 hombres y  salvó el reinado, fue nombrado entonces comandante en jefe del Ejército de Flandes  en el sur de los Países Bajos.

 .72.jpg

De esta época viene la expresión conocida «poner una pica en Flandes»  en alusión  a conseguir realizar algo muy difícil, complicado y costoso. Así era mantener este territorio para los españoles durante la  interminable “ guerra de los 80 años”, que no se trató solo de una lucha entre España y los Países Bajos, si no de España contra toda la Europa protestante y también, con el Imperio Otomano. El Imperio Español luchando por mantener su territorio ambicionado por sus vecinos, tenía numerosos frentes abiertos, contra los turcos, contra Inglaterra, con Portugal, Francia, Flandes…(Flandes era sólo una de las provincias, pero se utiliza este término para englobarlas a todas ellas), en estas condiciones, y cortada la ruta del Cantábrico a los Países Bajos por los ingleses, con la imposibilidad de cruzar Francia, a España no le quedaba más remedio que utilizar los puertos genoveses, y desde ahí, enviar sus tropas por tierra hasta las regiones de Flandes, teniendo que atravesar territorios hostiles y llenos de peligro. A esta ruta, aun se le conoce como, “le Chemin des Espagnols”.

El 31 de enero de 1608 Ambrogio Spinola, tuvo otra misión de gran transcendencia, enviado por Felipe III como  embajador español llegó a Oude Haven, para negociar con el Almirantazgo de Rotterdam (Almirantazgo de los Maeza), la Tregua de los 12 años, período de armisticio entre 1609 a 1621, durante la guerra de los ochenta años.  Spinola tuvo que  permanecer en  el muelle oriental del  Puerto Viejo de Rotterdam  porque todo estaba congelado hasta que pudo regresar. Cerca de Ooster Oude Hoofdpoort, antigua puerta de la ciudad al lado este del Oude Haven (puerto Viejo),  en la prolongación del Roobrug, se alzaba una pequeña casa, donde se supone que el marqués se había quedado  y por ello se llamó la casa de Spinola, una imagen del marqués adornó la fachada durante mucho tiempo, en la planta baja se encontraba la  panadería Spinola……otra referencias a la estancia del marqués. En recordatorio de aquella visita y de las fructíferas negociaciones  que consiguieron  un deseado periodo de paz, se le dio el nombre a la zona de Spaansekade.

Con el fallecimiento de Alberto e Isabel Clara Eugenia, los Países Bajos volvieron a tener como titular a un rey de España, esta vez Felipe IV, sobrino de aquéllos e hijo de Felipe III, que acababa de  subir al trono de España a la a muerte de su padre en 1621.

73.jpg

Cuando el rey de España Felipe IV subió al trono la tregua expiró y la guerra se reanudó. A este nuevo período bélico pertenece el famoso sitio de Breda llevado a cabo por el comandante genovés Ambrosio de Spínola, siempre leal a los reyes de España tanto para la paz como para la guerra, siempre vencedor en todas sus empresas y esta vez con Felipe IV le toco volver a la guerra para rescatar la Ciudad de Breda.

Breda, localizada en la confluencia de los ríos Aa y Mark, en la provincia de  Brabante, era la principal ciudad de la zona. Bien fortificada, estaba rodeada por un foso defensivo alimentado por las aguas del río Mark. Perteneciente a la Corona española desde 1581, bajo el reinado de Felipe I, hasta el 4 de marzo de 1590, cuando 70 soldados holandeses consiguieron introducirse ocultos en una embarcación y pusieron en fuga a los 600 soldados de la guarnición defensora, capturando la ciudad sin sufrir ni una baja. La pérdida de la misma supuso un golpe para el prestigio de España en los Países Bajos; para los holandeses fue una gran victoria por el valor estratégico de la ciudad, y un argumento patriótico, estos mantuvieron el dominio sobre la ciudad hasta 1625, cuando las fuerzas españolas al mando de Ambrósio Spínola consiguieron que capitulara tras un largo asedio sobre la ciudad que duró cerca de un año (agosto de 1624 – junio 1625). Las crónicas de la época cuentan que la defensa de Breda llegó a ser heroica, y el ejército español lo reconoció como tal, admirando en su enemigo la valentía de los asediados, por ello los generales españoles, dieron la orden de que los vencidos fueran rigurosamente respetados y tratados con dignidad.

El gran pintor Velázquez inmortalizó la escena en su célebre cuadro conocido como La rendición de Breda Las Lanzas, plasmando con realismo al General Spínola al que conocía personalmente, pues habían viajado juntos a Italia en 1629.

74.jpg

Los dos protagonistas de la contienda están en el centro de la escena y más parecen dialogar como amigos que como enemigos. Justino de Nassau, el general vencido, aparece con las llaves de Breda en la mano y hace ademán de arrodillarse, lo cual es impedido por su contrincante el general Spínola, que pone una mano sobre su hombro y le impide humillarse.

Este triunfo fue la última gran victoria de los españoles.

El conflicto de los Paises Bajos, fue internacionalizandose pues cada uno de los bandos buscó y consiguió el apoyo de aliados y ayudas exteriores, lo que hizo posible una guerra tan larga, que más bien  puede considerada en plural  “las guerras de Flandes”, ya que supuso muchas batallas y bastantes altibajos para cada uno de los bandos. Desde el punto de vista económico, el mantenimiento de la guerra durante un periodo tan prolongado contribuyó en gran parte a provocar las sucesivas bancarrotas de la corona española a lo largo de los siglos XVI y XVII, y al hundimiento de la economía de España, al tiempo que crecían cada vez más las protestas por el reclutamiento de soldados y el aumento de impuestos. El 15 de mayo de 1648 España firmó Paz de Westfalia dando  la independencia de las Siete Provincias Unidas, lo que  hoy se llaman Países Bajos u Holanda, de religión protestante, mientras que Bélgica y Luxemburgo, católicas, permanecieron dentro de la corona española.

Felizmente nos ha tocado vivir otros tiempos y llegar a esta sorprendente ciudad, no nos supuso  poner «una pica en Flandes», si no un viaje placentero, que como todos los viajes aprovechamos también para aprender, porque indudablemente viajando se aprende mucho carita 4  .

Aquí estamos, donde según parece una vez llegó Spínola y las inclemencias del tiempo le entretuvieron. Cruzando el Spanjaardsbrug (puente de los españoles) a nosotros nos entretiene el lugar, el agradable ambiente que se respira, el encanto de un singular rincón en una apacible tarde de verano :

75.jpg

Algunas embarcaciones históricas  mantienen la aureola mágica del pasado  que hacen tan pintoresco este lugar, a los pies de  la Torre  Witte Huis considerada como el primer rascacielos de Europa y vigiladas de cerca por los edificios modernos que predominan en Rotterdam:

77.jpg

Demasiado bonito para pasar de largo sin detenernos lo suficiente…….

65

Una parada para  recrearnos con las fotos y continuamos  en un rato 321.

Aún queda mucho que descubrir en Rotterdam.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s